La periodista Miroslava Breach recibió amenazas tras la publicación de una serie de reportajes que vinculaban a políticos locales con figuras del crimen organizado, pero aunque reveló los ataques en una reunión con otros reporteros no inició una denuncia formal, reveló su colega Patricia Mayorga.

Mayorga sostuvo que con Miroslava no hay duda: se trataba de una periodista comprometida y honesta, cuya labor profesional ocasionó el ataque que finalmente le quitó la vida.

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, dijo que el asesino es un profesional, aunque ya tienen videos y otros materiales para rastrear los movimientos que realizaron en los alrededores de la casa de la periodista.

Corral sostuvo que ya tienen identificado al criminal que firma como “El 80”, aunque el trabajo pericial servirá para verificar si en efecto se trata de él o un grupo contrario utilizó su nombre.

Las periodistas Miroslava Breach y Patricia Mayorga investigaron los vínculos del crimen organizado con candidatos a puestos de elección popular.

Con información de Aristegui Noticias