Las tarifas eléctricas en el mes de octubre tendrán incrementos de entre el 10 y el 12 por ciento para el sector industrial, así como las de uso doméstico de mayor consumo, informó la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Las tarifas para el sector industrial reportan en octubre de este año un aumento del 12.4 por ciento en comparación con octubre del 2015. En este mismo periodo, en el sector comercial el incremento es de entre 10.7 por ciento y 12 por ciento.

Por otra parte, la tarifa de uso doméstico de alto consumo (tarifa DAC) registra un incremento en octubre del 2016 de 10.7 por ciento respecto al mismo mes del año pasado.

De acuerdo con la CFE, el ajuste de las tarifas en el mes de octubre está relacionado con los incrementos de los precios de los combustibles para generar energía eléctrica registrados en septiembre de 2016 en comparación con agosto de 2016.

“El precio del carbón, que la CFE utiliza para generar energía eléctrica, se incrementó entre un 6.7 y un 7.5 por ciento en septiembre de 2016 respecto a agosto de 2016. Estos precios son los utilizados en la fórmula determinada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para calcular las tarifas eléctricas”, explicó la comisión.

En el caso de las tarifas eléctricas para el sector doméstico de bajo consumo, la CFE informó que se mantendrán sin cambio para octubre, acumulando una reducción del 2 por ciento respecto a las vigentes en diciembre de 2015.

De acuerdo con la CFE, Cerca del 99 por ciento de los hogares en México se encuentran en esta tarifa, lo que equivale a cerca de 35.5 millones de clientes.

Este mismo día, el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI), instruyó a la CFE para que dé a conocer la fórmula y los tabuladores con los que se calculan las tarifas de cobro por suministro y venta de energía eléctrica para uso doméstico, comercial e industrial en la Ciudad de México.

El comisionado dijo que este tipo de información favorece la rendición de cuentas sobre las adecuaciones que, a partir de la reforma energética, la CFE deberá llevar a cabo para estar en posibilidades de participar en el mercado eléctrico de manera competitiva.

El aumento en el precio de la gasolina y la luz, al ser insumos primordiales para muchas industrias y al preverse que sigan al alza hasta que no haya competencia en el sector energético, puede trasladarse al precio de otros bienes y servicios, lo cual afectará al salario real de los ciudadanos porque les alcanzará para comprar menos, afirmaron especialistas consultados por SinEmbargo.

El pasado 30 de septiembre, mientras la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunciaba un alza de 18 centavos en el precio del diésel para octubre, en la Conferencia Internacional sobre el Estado del Arte del Salario Mínimo se discutió que México no ha emprendido una política de recuperación del salario, por lo que lo coloca entre las peores naciones del mundo en la materia.

En el país hay pobreza, inequidad, exclusión y enojo social, afirmó durante el evento Enrique Alfaro Ramírez, Presidente Municipal de Guadalajara.

“El salario no debe depender de elementos macroeconómicos, es ya un tema de justicia y de ética”, dijo. Los titulares de los gobiernos de la Ciudad de México, Guadalajara y Tlaxcala enfatizaron la urgencia de aumentar el salario mínimo a por los menos 89 pesos diarios. El actual es de 73.04 pesos.

Con información de Sin Embargo