Poza Rica, Ver.- A través de un oficio emitido por la Dirección de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Poza Rica, a partir del pasado 22 de agosto, el horario laboral del personal de confianza sufre modificaciones, por lo que el personal deberá abandonar el inmueble a partir de las 17 horas.

Aunque oficialmente la medida obedece a una estrategia para la optimización de recursos, empleados municipales advierten que se trata de una decisión tomada a partir del asesinato de quien fuera chofer del alcalde Sergio Lorenzo Quiroz Cruz, el pasado 12 de agosto.

A raíz de este suceso, comentan los empleados municipales, el Ayuntamiento es otro. Ya nadie quiere acudir a trabajar, pues temen por su seguridad; que ocurra una situación similar a la que se registró durante la administración de Juan Alfredo Gándara Andrade, cuando una persona ingresó al Palacio Municipal y asesinó con arma de fuego a un trabajador en la Dirección de Comercio.

Al salirse de control la violencia en el municipio, los ciudadanos tampoco están acudiendo a cumplir con sus obligaciones con la Tesorería Municipal, la cual refieren los empleados, mensualmente recaudaba un promedio de tres millones de pesos, ahora no ingresa ha ingresado más de un millón, lo que pone en dificultades económicas a la administración de Sergio Lorenzo Quiroz.

Esto también se ve reflejado en la vida nocturna de Poza Rica. Pasadas las 22 horas, las calles de la ciudad se quedan vacías, pocas personas se atreven a transitar o visitar los parques, bares o centros nocturnos, donde las ventas registran caídas.

“Aunque no lo quieran aceptar, sabemos que es por lo que le pasó a Ernesto, el chofer del presidente. Desde entonces ninguno de los compañeros se siente seguro aquí, puedes darte cuenta, hay pocas personas aunque ya pasaron las vacaciones. Quienes acuden al Palacio Administrativo, van obligados por que necesitan actas de nacimiento, por lo demás, ni las moscas se paran por aquí”, comentó uno de los empleados que facilitó una copia del documento y solicitó resguardar su identidad para no sufrir represalias.

 

 

 

 

 

Avc