Apple está considerando eliminar el conector estandar de auriculares, de 3.5 mm, y dejar esa función en el puerto Lightning, el mismo de carga y transferencia de datos que apareció en el iPhone 5 y reducir el tamaño del puerto previo de 30 mm a 8 mm, es decir un 80% menor en volumen.Foto de iPhone Digital

Al parecer la razón del cambio sería de diseño. Todo parece indicar que el iPhone 7 será aún más delgado que los 7.1 milímetros de grosor del actual modelo, por lo que el diámetro del actual puerto de audio de 3.5 mm impediría el adelgazamiento del teléfono.

Apple se caracteriza por tomar decisiones radicales de ese tipo, como cuando cambió el puerto principal de carga en el iPhone y el iPad, o cuando eliminó todos los puertos en su reciente modelo de Macbook y dejó un único USB-C.

Todos los auriculares actuales de todas las marcas, así como manos libres, parlantes externos, quedarían obsoletos e incompatibles con el nuevo modelo de iPhone.

Vanguardia