La Cámara de Diputados en el Congreso de la Unión ha sido “omisa” en analizar las más de 300 solicitudes de juicio político en contra de autoridades estatales, entre ellas la del gobernador Javier Duarte de Ochoa, interpuesta por el Partido Acción Nacional (PAN), señaló el diputado federal del PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín.

En conferencia de prensa indicó que el juicio político del gobernador Javier Duarte deberá analizarse por los diputados federales, en las que se deben tomar en cuenta que hay observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF)  porque no solventó en que fueron gastados millones de pesos del erario público.

“En el caso específico de Veracruz hay que recordar que tenemos instancias judiciales en camino, están las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación, pero también la respuesta de Veracruz a las observaciones, las denuncias presentadas por la ASF y las denuncias desahogadas ante la Fiscalía General de Veracruz”, dijo.

El diputado federal estuvo en la capital del estado, acompañado por sus homólogos del PRI, para ofrecer una conferencia de prensa sobre su apoyo al candidato a gobernador de la Coalición "Para Mejorar Veracruz" Héctor Yunes Landa.

Al hablar sobre los juicios políticos, Ramírez Marín reconoció que "la verdad es que la cámara había sido un tanto omisa" , porque no se había integrado la Subcomisión de Examen Previo que es la instancia encargada de conocer en primer lugar de este tipo de asuntos.

Incluso, recordó el ex titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano en el Gabinete de Enrique Peña Nieto, que hasta él tiene un juicio político en su contra, que tampoco se ha iniciado ante la falta de integración de la Subcomisión de Examen Previo.

«Hasta yo estoy denunciado en un juicios político, así que primero tenemos que ir definiendo el procedimiento con el que se va a trabajar la subcomisión y después ir perfilando caso por caso y ver cómo se va a tratar», expuso.

El caso del gobernador de Veracruz, explicó el diputado federal su asunto es tratado de manera judicial también, por lo que tienen cuidado de no involucrar estas acusaciones, que pudieran estar vinculadas al proceso electoral que se vive en el estado.

«Es un asunto judicial, es un asunto legal que seguirá su curso, en nuestra opinión y lo que hemos tratado de hacer es llevar por cuerdas separadas los temas legales y los electorales, no hay peor contaminación que esa cuando queremos poner condición de un lado a otro, ni de cumple con la justicia, ni se deja satisfecho el interés de la gente que quiere votar con tranquilidad», dijo

 

 

 

 

 

 

 

 

Verónica Huerta