Tras las quejas de vecinos de la colonia Progreso por las afectaciones que dejaron jóvenes congregados en “pandillas” el presidente municipal Américo Zúñiga Martínez refirió que el ayuntamiento local cuenta con el “diagnóstico” de lo ocurrido y su petición a la Secretaría de Seguridad Pública estatal (SSP) es que se debe evitar “relajar” la vigilancia.

La colonia Progreso en los últimos 40 años enfrenta la organización de diferentes grupos de jóvenes que en algunas ocasiones “han afectado” el Estado de Derecho de los ciudadanos de Xalapa, expresó el edil.

Agregó que la Progreso es uno de los lugares donde más atención se debe de tener, dije que tenemos el diagnóstico, el reconocimiento y tenemos que trabajar, no se debe relajar la seguridad en Xalapa, al contrario se debe fortalecer.

En el tema político, Zúñiga Martínez refirió que su deber es trabajar para los xalapeños y no está en planes renunciar al ayuntamiento para aspirar a la dirigencia estatal del PRI.

Con respecto a la deuda de participaciones federales por parte de la administración estatal del ex gobernador Javier Duarte de Ochoa, y que ahora deberá pagar el presente gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares a los 212 ayuntamiento, Zúñiga Martínez confió en que el gobierno del estado hará un calendario de los pagos y lo cumplirá.

“Se han tenido reuniones con el gobernador, y se han llegado a acuerdos,  y tenemos la promesa de que este mismo año se va a resolver el tema”.

 

 

 

 

 

Verónica Huerta