La yucateca Alana Lliteras fue la gran ganadora de MasterChef Junior México, se llevo la gloria gracias a su postre llamado “Xix”, en referencia a las tradiciones mayas, según publicó el sitio web de terra.

Alana, quien en originaria de Jalisco pero que radicada en Mérida desde hace muchos años, se enfrentó en la final del programa contra el jalisciense Yoel Navaro y la veracruzana Efanyz.

Para la final de MasterChef Junior, México, la dinámica consistió en presentar tres platillos para los jueces: la entrada, el plato fuerte y el postre.

El primer plato de la pequeña yucateca, de 12 años, se tituló «Entrada a México»  que estaba conformado por camarones al pibil sobre una base de jícama a manera de tostada.

Para su plato fuerte, llamado «El fuerte de México», Alana preparó unos deliciosos medallones con salsa de vino, jamaica y betabel en una cama de nopales, acompañado de puré de camote.

Finalmente como postre, realizó unos “buñuelos inflados” en una cama de crema, con ralladura de limón, acompañado de fresas y uvas.

Fue así como la pequeña logró impresionar a los jueces y se convirtió en la primera ganadora de MasterChef Junior;México.

El premio del primer lugar fue de un millón de pesos para su educación, además de la remodelación de su habitación en casa de sus padres en Mérida, Yucatán.

Con información de Sipse.