Se prevé una renovación generacional en el Poder Judicial, luego de que los diputados aprobaron “en un primer periodo ordinario de sesiones- modificaciones legales que obligaran a la remoción de los magistrados cuando cumplan 70 años de edad.

El dictamen de la Comisión de Justicia y Puntos Constituciones dice que son causas de remoción de los jueces, además de las establecidas en la ley, el haber cumplido 75 años de edad y para los magistrados es motivo forzoso el haber cumplido 70 años.

Se hace mención que la carta magna local se establece  los servidores públicos jurisdiccionales del Poder Judicial, Magistrados y Jueces, deben gozar de inamovilidad judicial como garantía de una carrera judicial que optimice el servicio y asegure que los mejores integren la institución.

La intención de la reforma es dejar de lado el principio que define la inamovilidad en el sentido de permanencia vitalicia en el cargo, sino que dicha prerrogativa, se concede por un plazo determinado, que comprende desde su designación, hasta el momento en que llegue el tiempo del término de su encargo previsto en las Constituciones Locales

Se agrega el artículo 58 BIS. Que establece que para ser Juez del Poder Judicial se requiere: Ser veracruzano y haber residido en la Entidad durante los dos años anteriores al día de la designación; o mexicano por nacimiento con vecindad mínima de cinco años en el Estado; No tener más de sesenta y cinco años al día de la designación; Poseer, al día del nombramiento, título de Licenciado en Derecho y cédula profesional expedidos por autoridad o institución legalmente facultada, con una antigüedad mínima de cinco años, y contar, preferentemente, con estudios de posgrado, o con experiencia profesional en la judicatura o ejercicio de la profesión no menor de ese lapso.

Además deberá gozar de buena reputación y no haber sido condenado por delito que amerite pena de más de un año de prisión, pero si se tratare de robo, fraude, falsificación, abuso de confianza u otro que lastime seriamente su buena fama, lo inhabilitará para el cargo, cualquiera que haya sido la pena; No pertenecer al estado eclesiástico, ni ser ministro de algún culto religioso, a menos que se separe conforme a lo establecido en la Constitución Federal y la ley de la materia.

Serán nombrados por el Consejo de la Judicatura mediante concurso de oposición; durarán en su cargo cinco años y podrán ser ratificados las veces que sean necesarias, de acuerdo a los parámetros establecidos por el Consejo de la Judicatura, siempre que su función haya sido desempeñada con probidad, eficiencia y profesionalismo y que su expediente no tenga notas de demérito.

Serán causas de remoción, además de las estipuladas por la Ley, el haber cumplido sesenta y cinco años de edad.

En el caso del artículo 59.  Se establece que Los magistrados durarán en su cargo diez años improrrogables, solo serán removidos de conformidad con lo dispuesto con esta Constitución o por retiro forzoso. Serán motivo de retiro forzoso: Haber cumplido los diez años en el cargo; Haber cumplido setenta años de edad.  Dicha reforma a la Constitución se tendrá que votar en un segundo periodo ordinario, a partir del mes de noviembre y luego deberá ser validada por la mitad más uno de parte de los ayuntamientos.

Isabel Ortega/Avc