Coatepec, Ver.- El ex director general del Régimen Estatal de Protección Social en Salud (Seguro Popular) acudió a la sala de juicios orales, localizada en la comunidad de Pacho Viejo de este municipio para responder a la denuncia presentada en su contra por presuntos desvíos de recursos públicos.

A su llegada, los medios de comunicación intentaron entrevistarlo, pero con un gesto molesto los esquivo para abrirse paso e ingresar al edificio.

Las personas que lo acompañaban alcanzaron a informar que su abogado defensor no pudo obtener de manera legal el expediente para conocer cuáles son los delitos del que se le acusan a Bustos Solís.

Desde su punto de vista, el acompañante de Bustos Solís, consideró que el ex Tesorero de la secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) y ahora diputado federal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) es quien debería de declarar sobre las acusaciones del desvío de recursos porque desde esa dependencia se manejaron los dineros.

En junio del 2015, el ex gobernador Javier Duarte de Ochoa ahora prófugo, informó que las catorce denuncias de hechos iniciadas por la Auditoría Superior de la Federación por presuntas irregularidades en el manejo de recursos públicos en los ramos de Salud y Educación de los ejercicios 2009, 2010 y 2011 fueron desechadas al comprobarse la correcta aplicación de los recursos.

Sin embargo, puntualizó Duarte de Ochoa que por omisión, negligencia y presuntas irregularidades se iniciaron procedimientos disciplinarios administrativos contra funcionarios responsables de las áreas.

Aunque el gobernador no dio nombres, trascendió que el procedimiento de sanción fue en contra del entonces director del Seguro Popular, Leonel Bustos Solís.

El ex director del Seguro Popular es acusado por el presunto delito de peculado y desvío de recursos públicos por Fel orden de dos mil 300 millones de pesos, que fueron depositados por el Gobierno federal al Gobierno del estado.

En el juzgado de Pacho Viejo, Leonel Bustos Solís solicitó a las autoridades suspender su audiencia, porque 48 horas antes, la Fiscalía General del Estado apenas le había entregado una carpeta de investigación con un promedio de mil 500 hojas y a sus abogados no les dio tiempo preparar la defensa.

 

 

 

 

 

 

 

AVC/Noticias