Coatzacoalcos, Ver.- El Juzgado Decimocuarto de Distrito admitió una demanda de amparo promovida en julio de este año por el  abogado José Aurelio Groth Carmona en contra de la construcción del Túnel Sumergido del lado de Villa Allende.

Por medio del juicio 836/2016, el litigante argumentó que el proyecto valuado en más de cinco mil millones de pesos violaría el derecho a un medio ambiente sano, consagrado en el artículo cuarto constitucional, pues los responsables de la obra no han hecho por resarcir el daño causado a la naturaleza, pese a que fue un compromiso para que la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) autorizara el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) necesario para continuar con la obra.

“El hecho de que estén construyendo del lado de Allende no están dando cumplimiento a lo que establece el permiso de impacto ambiental, esto es que se comprometieron a cumplir con ciertas normas y no lo están haciendo, como lo es el rescate de plantas endémicas y vida silvestre. A pesar de que el mismo documento de impacto ambiental, no lo han hecho”, explicó el ciudadano.

Este miércoles, personal del Juzgado Decimocuarto de Distrito realizó una inspección ocular en la obra para constatar las pruebas aportadas por el abogado con residencia en Coatzacoalcos, entre ellas el relleno de una laguna y la destrucción de un cerro junto con la fauna y flora que ahí habitaban, para agregarlas al expediente que será analizado por el juez.

Groth Carmona expuso que el derecho al medio ambiente sano es de orden público, de tal suerte que no sólo es un asunto personal, sino que compete al resto de la sociedad.

En entrevista, dijo que en el juicio de amparo solicitó la suspensión provisional del acto reclamado, es decir, pidió que se detengan los trabajos hasta que se verificara si contaban con los permisos de impacto ambiental y cambio de uso de suelo, pero el juez no otorgó tal.

Sostuvo que no hay intereses económicos o políticos detrás de esta petición, pues indicó que a todas luces la empresa que construye el túnel está causando daño al medio ambiente.

“En su momento el juez federal decidirá, suspender en su momento fue la petición inicial y en este momento es que se establezca que hubo omisión en lo que fue la autorización del impacto ambiental, la afectación que se realizó y si resulta una sanción la autoridad decidirá”, manifestó.

Las diligencias se realizaron este miércoles al mediodía y el 29 de diciembre se llevará a cabo la audiencia constitucional.

Sin embargo, José Aurelio Groth confirmó que el abogado de la compañía encargada del túnel amenazó con denunciarlo por daño moral y trató de intimidarlo. Además, se quejó de la presencia de los medios de comunicación que documentaron la inspección.

 

 

 

 

 

Armando Ramos/AVC Noticias