En el mundo siempre habrá personas que estén interesadas en ayudar a los animales a como dé lugar, tal como un hombre que se volvió viral en TikTok por comprar una jaula llena de pericos para poder dejarlos a todos en libertad.

Fue el usuario identificado como Adrián Labrada en la red social, quien compartió el momento en el que su amigo carga la jaula en la que se encuentran completamente hacinados los pericos, ya que incluso sus alas y patas quedan fuera de ésta.

Así, en el clip explicó que se debía a que el hombre había comprado a todas las aves en venta, ya que buscaba dejarlas en libertad, por lo cual abre la jaula y comienza a sacudirla cerca de la banqueta.

Lo anterior con el objetivo de que los pericos salieran de ésta y comenzaran a volar; sin embargo, como las aves tenían muy poco espacio, solo dos lograron salir y comenzaron a volar; mientras las otras quedaron atrapadas.

Por este motivo el hombre se detiene y las comienza a sacar una a una de la jaula. Ante esta situación otra persona se acerca para intentar ayudarlo y que, de esta forma, pudiera dejar a todos los pericos de la jaula en libertad.

Las buenas intenciones del hombre y la acción hicieron que el video se viralizara rápidamente, ya que este ya cuenta con más de 15 millones de visualizaciones; así como 585 mil comentarios en donde algunos aplauden su actuar.

No obstante, otras personas señalaron que a pesar de sus buenas intenciones esto no era lo ideal, ya que se trata de animales en cautiverio, lo que podría traerles consecuencias negativas a los pericos.

@adrianlabrada7

♬ Waitin’ – Los Pericos

Lo anterior, debido a que las aves en cautiverio suelen tener problemas de salud como alteraciones osteomusculares por golpes o traumas; afectaciones en su sistema respiratorio; así como desnutrición, de acuerdo con el Centro de Fauna Silvestre de Bogotá.

Además, muchas de estas aves no saben que pueden volar, e incluso pueden llegar a tener problemas para reconocer las vocalizaciones o canto de otras aves; del mismo modo, pueden presentar lesiones en su plumaje y se habitúan a las conductas de los humanos.

Esto “les impide retomar su vida silvestre porque pierden la capacidad de defenderse por sí solas, de identificar a sus predadores y/o reconocer y buscar su propio alimento”, explica el Centro de Fauna Silvestre de Bogotá.

De esta forma entre los comentarios se puede leer: “Un ‘buen gesto’ que termina en catástrofe”, “Buenas intenciones, pero mala idea”, “Buena intención, pero como son criados en jaulas no saben cazar se morirán de hambre” y “Eso les puede hacer mal a los pericos o a la naturaleza de la zona.”

Reporte indigo

Conéctate con Formato7:

AL RESPECTO | La (dura) encuesta sobre Cuitláhuac García que recibió AMLO