Los humanos tenemos algo que se conoce como memoria episódica, el qué-dónde-cuándo de eventos pasados, en oposición a la memoria semántica, donde recordamos lo que aprendimos en el pasado sin los detalles específicos de aprenderlo. La sepia es un animal que parece no tener esta división y puede recordarlo absolutamente todo.

Los investigadores describen una “memoria episódica”, y creen que podría estar relacionada con los comportamientos de apareamiento de la sepia. “Las sepias pueden recordar lo que comieron, dónde y cuándo, y usar esto para guiar sus decisiones de alimentación en el futuro”, especificó la psicóloga comparativa Alexandra Schnell de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido.

Lo que hace que las sepias sean buenos objetos para este estudio es que solo viven un par de años, lo que facilita comparar los recuerdos a lo largo de su vida. Basado en nuevos experimentos, parece que los recuerdos creados tarde en la vida siguen siendo nítidos. En otras palabras, casi no olvidan nada de todo lo que experimentaron a lo largo de su vida.

“Lo sorprendente es que no pierden esta capacidad con la edad, a pesar de mostrar otros signos de envejecimiento, como la pérdida de la función muscular y el apetito”, complementó Schnell. El equipo experimentó con 24 sepias comunes (Sepia officinalis), sometiéndolas a un entrenamiento de alimentación en el que aprendieron cuándo y dónde había dos tipos de alimentos disponibles: gambas (que prefieren las sepias) y langostinos.

Usando pruebas posteriores, los cefalópodos demostraron que recordaban los elementos de su entrenamiento qué-dónde-cuándo, evidencia de memoria episódica, para agarrar la comida preferible la próxima vez que estuviera en el menú. Parte de la razón por la que este excelente recuerdo de la memoria podría haber evolucionado se debe a que las sepias no se aparean hasta el final de sus vidas, sugieren los investigadores.

cienradios.com

Conéctate con Formato7:

DESDE EL CAFÉ | Quien puede ganarle la gubernatura a Morena está en el PRI