Para no variar, la obra pública y acciones del Gobierno Estatal que pueden exponerse en la actual administración de Veracruz son del ámbito financiero y educativo. Lo hemos repetido en este espacio varias veces, Cuitláhuac García tiene pocos colaboradores fieles a su proyecto y que le han limpiado el camino que otros le llenan de piedras por ineptitud, soberbia o pensando en la sucesión.

En el Teatro Netzahualcóyotl de Tlacotalpan, el mandatario estatal abordó los logros alcanzados durante su tercer año de gestión, destacando el trabajo de la Secretaría de Educación de Veracruz, a cargo de Zenyazen Escobar García, en la mejora de planteles para que las niñas, niños y jóvenes de la entidad cuenten con espacios dignos.

Presentó fotografías de las condiciones en que se encontraban con anterioridad algunas escuelas, de diferentes puntos del estado y cómo lucen en la actualidad, en condiciones óptimas para recibir a las y los alumnos, lo que generó el aplauso de los asistentes en respuesta al reconocimiento del gobernador.

Hechos son amores, por eso desde otras trincheras han lanzado golpes a los titulares de Finanzas y Educación, para tratar de opacar lo que hasta el momento siguen siendo logros de un trabajo del Poder Ejecutivo; las otras dependencias se la han llevado de bajadita, algunas aprovechando el impasse de la pandemia por coronavirus, medio ejecutando programas con recursos federales, poniendo vacunas.

Los grandes conflictos con el magisterio no han regresado, las finanzas ya no son nota negativa, al menos en esos temas es que han quedado atrás el Duartismo y el Yunismo. ¿Transformación? Si, la que han sufrido varias y varios cercanos a Cuitláhuac García y no abonan mas que con irresponsabilidad a su gobierno, en campaña andaban codo a codo con el hoy gobernador, enlodándose los zapatos, repartiendo propaganda; esos cuadros del morenismo hoy se hacen bolas y son el mejor ejemplo para explicar una frase que dice “el que nunca tiene y llega a tener, loco se quiere volver”.

Sin afán de nombrar candidaturas, pero poniendo en claro el escenario, abona más el par Escobar-Lima a la causa morenista que cualquier foráneo con ambición de gubernatura; lástima que acá en el rancho se deslumbren bien fácil con lo poco que ha hecho Rocío Nahle ¿llegará el momento de que Cuitláhuac García pueda tener oportunidad de proponer a alguien de su gabinete para la siguiente elección de gobernador?, ¿los que si dan resultados en el gobierno estatal quemarán su trabajo por quienes no han puesto nada en favor de Veracruz?