Monta un espectáculo, acude a los lugares donde hubo un homicidio múltiple, desplaza a la policía local y sustitúyela por elementos estatales y federales, reúnete con los alcaldes y dale la mayor difusión posible en los medios de comunicación: ese parece ser el protocolo utilizado por el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, como su ruta crítica, usada una vez y otra cuando ocurre una crisis mediática por hechos delictivos.

Lo hizo este miércoles en Altotonga, donde tomó el control de la seguridad pública del municipio, con elementos que en un mes o dos regresarán a sus bases o se irán relajando hasta convertirse más en una carga para la población, luego de que el sábado pasado fueron ultimados a balazos tres miembros de una familia de comerciantes, que ya habían sido amenazados para que pagaran piso a una organización delictiva.

Ese procedimiento infructuoso de la policía estatal para bajar presión ya se la saben de memoria en Martínez de la Torre, donde Gutiérrez Maldonado se reunió con un alcalde, Pepe de la Torre, con un negro historial en materia de seguridad, acusado de utilizar la mayor parte de su policía municipal para resguardar sus supermercados, y de tener al frente de ella a jefes policiacos que han sido detenidos con las manos en la masa tras cometer asaltos violentos a negocios de la región.

Que el titular de la SSP se llene la boca con frases llenas de una determinación digna de un cuento policiaco, asegurando que una era de paz sobrevendrá con las estrategias que aplicará el gobierno estatal de Morena, es tan inocuo como peligroso.

En Martínez de la Torre, ya lo hemos repetido en este espacio, están presentes todas las fuerzas policiacas de los tres niveles de gobierno, y ¿sabe qué?, pareciera que sólo se dedican a extorsionar a motociclistas, levantar a jóvenes de las colonias y a molestar a los agricultores que se desplazan en vehículos destartalados en que transportan sus productos.

Y es que los datos de incidencia delictiva siguen al alza y es el tercer municipio del estado en número de secuestros, solo detrás de Xalapa y Coatzacoalcos, según la organización Alto al Secuestro.

Los homicidios siguen a la hora del día y fue aquí donde se generó un video que muestra a un policía estatal (coludido con sus compañeros) siembra un paquete de droga a un motociclista con la intención de detenerlo y luego pedir altas sumas de dinero a sus familiares para liberarlo, luego de mostrar una supuesta efectividad que están lejos de lograr.

Bueno, pues don Hugo anduvo de visita en la capital de los cítricos y, aparentemente, en Altotonga. No sabemos si entre ambos municipios se transportó por tierra o en helicóptero, porque si hubiera sido lo primero, le habría dado tiempo de ir a la comunidad de Tepetzintla, en el municipio de Atzalan, donde en enero pasado sus elementos asesinaron a una niña y su abuelo en un fallido operativo que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez se apresuró a validar.

Ni Asuntos Internos de la SSP ni la Fiscalía General del Estado han dado cuenta de sus investigaciones en que están involucrados elementos policiacos, aunque corren versiones de que un destacado periodista que cubrió días después este hecho con notas certeras y críticas, hoy se ha convertido en vocero de la SSP. Como los gatos, a como dè lugar escondieron ante la opinión pública este criminal acto de autoritarismo contra la población indefensa.

Las benditas redes sociales

Veamos un caso de ineficacia policial en Martínez de la Torre

No podemos decir que no se haya detenido a criminales de mediano peso. Un caso puede ilustrar, sin embargo, la ineficacia de la policía para sustentar sus detenciones y lograr que los criminales sean sometidos a proceso, o de plano, la abierta complicidad de la policía ministerial o de los jueces en la región.

El caso de Edwin Bladimir “N”, alias “El Bladis”, es un caso patético: el pasado 17 de agosto ocurrió en Martínez de la Torre su detención número tres, a manos de la Fiscalía General, pese a que desde 2018 las autoridades lo catalogaban como un criminal peligroso que comandaba una célula dedicada al robo, homicidio, secuestro y extorsión.

El 15 de septiembre de 2018, el Diario El Martinense dio cuenta, bajo el título “Cae “El Bladis”, peligroso criminal”, de una de sus tantas aprehensiones, la primera por lo menos. Según la nota, “policías le marcaron el alto en el Libramiento de Martínez, le encontraron armas, droga y el auto era robado. Fue identificado más tarde, tratándose de uno de los delincuentes más buscados, (…) relacionado en casos de secuestros, asesinatos, extorsiones y cobro de piso en la región”.

El portal Al Calor Político, en nota de René Izaguirre, señaló que este personaje operaba en Martínez de la Torre, Tlapacoyan, San Rafael y Misantla, en Veracruz, además de Teziutlán, en el estado de Puebla.

Lo extraño del caso es que, al año siguiente, en 2019, ya en el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, “El Bladis” fue nuevamente detenido, ahora en Tlapacoyan, acusado de transportar droga y andar en un auto robado. ¿Qué hacía libre este facineroso?

Pese a los cargos, el Bladis volvió a salir libre. El 17 de agosto pasado, según informó la Fiscalía, “derivado de la labor realizada por la Unidad Especializada en Combate al Secuestro (UECS) del Estado de #Veracruz, en coordinación con la Agencia de Investigación Criminal de la Fiscalía General de la República  (FGR), se logró la detención del líder delincuencial identificado como Edwin Bladimir “N”, alias «Bladis» por la probable comisión del delito de secuestro”.

Según el mismo boletín, la ubicación y detención del “probable secuestrador” se llevó a cabo el día 16 de agosto en calles Martínez de la Torre, donde fueron desplegados diversos actos de investigación policial e inteligencia por parte de agentes de la UECS y AIC.

“Edwin Bladimir “N”, quien se considera objetivo prioritario generador de violencia en la zona, fue intervenido al momento que pretendía cobrar el pago de rescate de una víctima de identidad reservada, quien a su vez fue liberada por los elementos de inteligencia.”

¿Qué hacía nuevamente en libertad este sujeto? ¿Ahora sí purgará alguna condena? Esperemos que las investigaciones conjuntas de las autoridades ministeriales de los gobiernos estatal y federal tengan los argumentos jurídicos suficientes para someterlo a proceso y condenarlo por alguno de los delitos cometidos por él, y sea el paso para atrapar a los demás miembros de su banda.

Las benditas redes sociales 2

Registra Veracruz un “súbito desplome” en pruebas de Covid-19

En mi anterior Hora Libre, en que escribí de la tragedia que se cierne sobre los pobres del país por la inoperancia del gobierno federal para combatir seriamente al Covid-19, dejé de lado una advertencia hecha de Arturo Erdely Ruiz, actuario y Doctor en Ciencias Matemáticas por la UNAM, de que el estado de Veracruz redujo el número de pruebas para detectar el contagio del coronavirus, lo cual llevó a la disminución de los nuevos casos confirmados.

El investigador, quien publicó el análisis en su cuenta personal de Twitter, señaló que el estado de Veracruz, entre otros, redujo “de forma acelerada” el número de pruebas para confirmar el contagio del coronavirus, lo cual resulta un caso preocupante.

“Otro caso preocupante es #Veracruz que también de forma acelerada ha estado disminuyendo pruebas, y junto con ello los nuevos casos confirmados”, compartió en la red social junto con una gráfica que contiene indicadores de “pruebas nuevas”, “nuevos casos estimados” y “nuevos casos confirmados”.

El especialista indicó que el estado de Veracruz cuenta con un nivel de positividad del 62.9 por ciento hasta el 22 de agosto pasado, porcentaje que calificó como “elevado”, y estableció nuestra entidad cuenta con una tasa de hospitalización del 30.2 por ciento al sábado pasado.

Erdely Ruiz precisó que Veracruz no es el único estado que redujo el número de pruebas para detectar el contagio del coronavirus; también Baja California Sur y Campeche registraron “un súbito desplome”, sin embargo, aclaró que éstos ya corrigieron esa tendencia.

Esta observación del científico de la UNAM corrobora las denuncias hechas en el sentido de que la Secretaría de Salud ha preferido no adquirir los reactivos para las pruebas de Covid-19, hechas en diversos medios de comunicación, pese a que la dependencia que encabeza Roberto Ramos Alor desmintió la versión.

No fue, sin embargo, un rumor que hubiera sido fraguado entre enemigos del régimen morenista; los medios exhibieron copia de un aviso que circuló en las jurisdicciones sanitarias del estado y donde se señalaba que se habían terminado los reactivos para las pruebas que detectan la actual cepa de coronavirus en el Laboratorio Estatal de Salud.

En la circular SESVER/LESP/DE/35/2020, dirigida “a las 11 jurisdicciones, hospitales de los Servicios de Salud de Veracruz y clientes particulares”, César Isaac Bazán, director del Laboratorio Estatal de Salud anunció que a partir del 3 de agosto quedaba suspendido el servicio para la determinación del virus Sars-cov-2 por RT-PCR en tiempo real, por desabasto del reactivo.

En consecuencia, la instrucción fue que las muestras recibidas a partir de la fecha, quedarían bajo resguardo, a la espera de nuevos reactivos.

Los médicos aseguraron que el detener las pruebas representa un riesgo tanto para quienes tienen sospechas de padecer Covid-19, como para el personal médico, que además de lidiar con la escasez de equipo de protección, ahora también deben enfrentar la escasez de estas pruebas, necesarias para continuar registrando quiénes están enfermos y darles seguimiento de atención.

¿Cómo salvó la noticia Ramos Alor? Señalando que tal circular nunca existió y que había abasto suficiente de reactivos, de la misma manera en que ha señalado que todo el personal de hospitales tiene equipos de protección, hay suficientes medicamentos en sus dependencias hospitalarias, hay tratamientos suficientes para niños con cáncer y que el dengue es un ave de paso.

Las benditas redes sociales 3

La economía del país se desplomó en el segundo trimestre

Todo parece salirle mal al presidente Andrés Manuel López Obrador. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ha sacado a la luz este miércoles muy temprano los resultados de la economía mexicana en el segundo trimestre del año, y habla de una “contracción histórica”, que atribuye al freno en las actividades productivas golpeadas duramente por los efectos de la pandemia del coronavirus.

El Producto Interno Bruto (PIB) descendió un 17.1% entre abril y junio respecto al trimestre anterior, debido al débil desempeño de la industria y los servicios.

Por componentes, el PIB de las actividades secundarias (industria y manufactura) descendió un 23.4%, el de las terciarias (servicios) un 15.1% y el de las primarias (agricultura) tuvo un retroceso del 2%.

Se trata de su retroceso más profundo al menos desde 1993, el período más antiguo para el que hay datos disponibles. Durante abril y mayo, gran parte de las actividades productivas del país fueron suspendidas debido a las restricciones impuestas por el gobierno para contener la pandemia.

A tasa interanual en cifras originales, el PIB registró un descenso del 18.7% en el trimestre, frente al 18.9% de la estimación preliminar de julio. Se pronostica que la economía de México se contraerá en torno a un 10% este año, en lo que autoridades financieras han dicho que sería su retroceso más profundo desde la Gran Depresión de la década de 1930.

A partir de junio empezó una lenta reactivación económica que no ha impedido que hasta la fecha se hayan perdido más de 1.1 millones de trabajos formales, si bien en las últimas semanas se ha creado empleo.

El INEGI también dio a conocer el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), un dato preliminar de distintos sectores que muestra la tendencia que la economía mexicana tendrá a corto plazo. El IGAE de junio cayó un 13.2% frente al mismo mes del año anterior por una bajada de las actividades industriales (16.7%), servicios (12.1%) y sector agropecuario (2%).

En 2019, el país registró una caída en su economía del 0.3%. Sin embargo, para los primeros seis meses del presente año, el PIB acumula una desplome del 10.1% del PIB.

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía mexicana caerá este año un 10.5%, un pronóstico muy negativo en línea con expertos y otros organismos internacionales.

Frases sin disfraces

«No debemos creer demasiado en los elogios. La crítica a veces es muy necesaria». Dalai Lama

Comentarios: belin.alvaro@nullgmail.com

Continúa en Hora Libre

HORA LIBRE | Sin control, violencia criminal en Veracruz