El gobierno de Veracruz y el ayuntamiento de Xalapa han sido “Permisivos”, con las marchas vandálicas, porque a pesar de los daños a edificios públicos, privados, comercios e iglesias, ninguna autoridad los sanciona, y eso propicia que los jóvenes se conduzcan con total “Impunidad”, señaló el arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios.

Al ofrecer la Homilía en la misa de al mediodía en la catedral metropolitana, sin la presencia de feligreses para evitar la propagación del covid-19, el arzobispo, recordó que el lunes 08 de junio hubo una marcha de hombres y mujeres jóvenes que llevaban en sus manos martillos, palos y pintura, la cual salió alrededor de las 12:30 horas, del teatro del estado “Ignacio de la Llave”.

“Venían pintarrajeando paredes, destruyendo cristales, en muchos negocios, también incluyendo oficinas del Diario de Xalapa, la barda de la Cura Diocesana, la iglesia Bautista que está en Ávila Camacho, instalaciones de Bancos, y resulta que lo pueden hacer con toda tranquilidad” afirmó.

El arzobispo recordó que ese mismo día, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez acompañado del secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos y el presidente municipal de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero ofrecieron un mensaje, pero no se comprometieron a pagar los daños, y tampoco obligarán a los manifestantes a resarcirlos.

“Es una permisión demasiado amplia, ellos proceden con demasiada impunidad porque saben que no les van a hacer nada, y ni siquiera pagan su culpa, ni resarcen los daños que causan, cuando una persona causa daños debe pagarlos, porque no son suyos, son propiedad ajena, propiedad privada y no tenían nada que ver con la marcha, por lo mismo no es conveniente” expuso.

El arzobispo informó los jóvenes se conducen con total impunidad, porque rompieron cristales en el edificio de la torre central de Seguridad Pública, y rayonearon el palacio de Gobierno, así como la iglesia del Beaterio, sin que ninguna autoridad los detuviera.

Recordó que en su mensaje el gobernador invitó a los dueños de edificios y comercios a presentar denuncias ante la Fiscalía General del Estado (FGE), pero como autoridades no se comprometieron a obligarlos a pagar los daños.

“Dijeron que quien quisiera podía presentar denuncias a la Fiscalía pero hasta ahí quedó todo el asunto, yo creo que eso no está bien para nuestra ciudad, y no conviene que sigan fomentando ese tipo de agresiones violentas que atentan contra el estado de derecho y que además van contra terceros, con personas que no tienen nada que ver con lo que están haciendo y toda persona tiene derecho a marchar y manifestarse pero no a destruir y estar pintando leyendas ofensivas para otras personas”, dijo.

AVC

También te puede interesar:

HORA LIBRE | Vandalismo, ¿faena de Morena rumbo a comicios?