La estrategia para reforzar la seguridad en los municipios límites entre Oaxaca y Veracruz, anunciada por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez y su homólogo Alejandro Murat, no ha dado resultados.

Desde el pasado 12 de febrero los mandatarios anunciaron de manera conjunta que se instalarían filtros de seguridad en siete tramos fronterizos, así como zonas lacustres y ríos de la zona; sin embargo, las ejecuciones, homicidios, secuestros y otros delitos no han parado.

El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, anunció la instalación de puestos de seguridad en los municipios de San Juan Bautista Tuxtepec, San Felipe Jalapa de Díaz, San Miguel Soyaltepec, Loma Bonita, Acatlán de Pérez Figueroa, Huautla de Jiménez, San Pedro Ixcatlán y San Juan Lalana, en Oaxaca.

En Veracruz estos estarían en Tierra Blanca, Playa Vicente, Sayula de Alemán, Santiago Sochiapa, Jesús Carranza y Tezonapa, en donde actualmente la actividad criminal se ha incrementado.

Se dijo que los filtros estarían a cargo de la Guardia Nacional y la policía estatal, en coordinación con la Marina Armada de México y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y que incluso se instalarían arcos detectores de vehículos en carreteras federales y se realizarían sobrevuelos en las áreas de interés.

Apenas este viernes ocurrieron dos atentados contra elementos de la policía estatal; hombres armados ingresaron al domicilio del elemento de Seguridad Pública en Acayucan y lo asesinaron a balazos frente a su familia.

Euziel López Márquez, estaba en el interior del cuarto de una vecindad ubicada en la calle Vázquez Gómez, del Barrio La Palma de Acayucan, hasta ahí entraron los agresores para ejecutar al policía frente de su esposa e hijos, para luego huir del lugar.

Este viernes, en Isla un grupo armado ejecutó al director de la policía municipal, Amado Mérida Ruiz; el ataque ocurrió cuando este se encontraba al interior de su camioneta, y un grupo disparó en repetidas ocasiones contra el funcionario.

El pasado 26 de mayo, se registró el ataque a la subdelegación sur en Acayucan de la Fiscalía General de la República (FGR); tres presuntos delincuentes fueron detenidos por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) tras repeler la agresión.

En ese sitio durante el mismo mes se halló en el interior de un taxi el cuerpo desmembrado de un hombre; la unidad fue dejada frente a la delegación XI de la Secretaría de Seguridad Pública el 29 de mayo.

La bolsa negra con el cuerpo desmembrado estaba acompañado de una cartulina que contenía un mensaje alusivo a la violencia.

Al iniciar mayo se registraron ataques a tres diferentes cuarteles de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado ubicados en el sur de Veracruz.

Ocurrieron en Cosoleacaque, Coatzacoalcos y Acayucan; en Coatzacoalcos sujetos a bordo de una motocicleta dispararon contra la fachada del edifico. En Cosoleacaque fueron sujetos desconocidos que se trasladaban a bordo de una unidad particular los que abrieron fuego contra la base policíaca ubicada sobre la carretera transístmica.

En Acayucan delincuentes a bordo de una camioneta dispararon contra la base policial ubicada sobre la carretera Costera del Golfo; elementos del Ejército Mexicano iniciaron un operativo de búsqueda; sin embargo, los agresores lograron darse a la fuga.

También en mayo, en José Azueta fue hallada una camioneta abandonada sobre la carretera federal Sayula-Ciudad Alemán; contenía el cuerpo de tres personas que presentaban huellas de violencia y disparos de arma de fuego.

A finales de abril fue asesinado a balazos por sujetos desconocidos el fiscal quinto de la Unidad Integral de Procuración de Justicia, Raúl Téllez de la Sancha, en Acayucan.

El funcionario de la Fiscalía General del Estado caminaba sobre la calle Miguel Hidalgo cuando fue atacado por varias personas no identificadas.

A mediados de abril, la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Veracruz tomó el control de la seguridad de Agua Dulce y los elementos de la policía municipal fueron desarmados y concentrados en la comandancia.

Esto ocurrió luego de que durante una semana se registró el asesinato de cinco personas, con cuatro heridos, entre estos una niña de un año y medio de edad; así como la aparición de narcomantas en Agua Dulce, y en una de ellas se mencionaba al director de la Policía Municipal, Rosalino Lara Hernández, de brindar protección a un grupo delincuencial.

El 11 de abril perdieron la vida dos niños de 4 y 7 años en los límites de Veracruz y Oaxaca; su madre fue herida de gravedad a pesar de estar embarazada, también el abuelo fue baleado.

Hombres desconocidos dispararon contra el vehículo de la familia cuando regresaban de ver a unos familiares, en el ataque también resultó herido el chofer; los hechos se registraron en la comunidad de Miguel Hidalgo municipio de Acatlán de Pérez Figueroa, en Oaxaca.

A finales de febrero, fue asesinado el regidor de Sayula de Alemán, Héctor Velázquez Vázquez, mientras estaba en su vehículo en la calle Flores Magón de Acayucan.

Ese mes (febrero) fue detenido José Hernández, alias El Chepe o La Chepina, en Palenque, Chiapas; es considerado líder de una célula delictiva que opera en la frontera de Veracruz y Oaxaca, particularmente en Tuxtepec.

“La Chepina” es hermano de Leonardo Hernández, alias «El Brujo», otro jefe de la delincuencia organizada asesinado durante una pelea de gallos en Playa Vicente, el 27 de abril de 2018.

El 17 de marzo Raymundo Elmer Prior Reyes, comandante de la policía municipal de San Juan Evangelista fue asesinado en una emboscada.

El asesinato se registró sobre la carretera 145, a la altura de la comunidad La Cerquilla cuando se dirigía de su domicilio en Sayula de Alemán a su trabajo en San Juan Evangelista; se dijo que había sido amenazado de muerte por un grupo de la delincuencia organizada.

Fue el segundo comandante o director de la policía municipal de San Juan Evangelista asesinato, pues el 6 de febrero de 2019 el oficial Mariano Rodríguez Pérez fue acribillado al interior de su camioneta.

El 4 de marzo de este año se registró el hallazgo de tres cuerpos torturados y ejecutados en los límites de Veracruz- Oaxaca sobre una brecha perteneciente a población Acatlán de Pérez Figueroa–Temascal, en la región Cuenca del Papaloapan. Los cuerpos fueron abandonados junto a una camioneta de modelo reciente.

En su momento, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez anunció que se realizaría una reunión mensual para determinar los indicadores delictivos y dar seguimiento al cumplimiento de los acuerdos, pero de esto nada se ha informado.

También se acordó la creación de un equipo de investigación interestatal conformado por personal de las Fiscalías de Oaxaca y Veracruz y de la Fiscalía General de la República (FGR), para trabajar «en la persecución de criminales acusados de Violencia en ambas entidades».

Pese a ello, los delitos no sólo ocurren por parte de delincuentes, sino incluso son realizados por elementos de la policía, como en el caso del asesinato del joven Alexander de 16 años, así como de cuatro comerciantes en Omealca.

Las víctimas eran originarias del municipio de Acatlán Pérez de Figueroa en Oaxaca; en el caso de Alexander, su asesinato habría ocurrido el pasado martes 9 de junio cuando un policía de ese municipio le disparó en la cabeza al confundirlo con un delincuente, según fuentes policiacas.

Mientras tanto, Eduardo René «N» de 42 años; Inés Antonio «N» de 37 años; José Manuel «N» de 38 años y Janet Guadalupe «N» de 30 años de edad fueron reportados como desaparecidos y luego hallados esposados, torturados y ejecutados en Omealca.

De esta manera, a más de tres meses de iniciado el operativo conjunto entre Oaxaca y Veracruz, la violencia en ambos estados no ha logrado disminuir y por el contrario, los ataques incluso a cuerpos policiacos se ha incrementado.

AVC

También te puede interesar:

Ejecutados en Omealca eran trabajadores desaparecidos en Oaxaca