México celebra el Día Mundial del Medio Ambiente con el anuncio del 75 por ciento de reducción al presupuesto operativo del sector ambiental y la crítica de decenas de investigadores y organizaciones que advierten el intento de desmantelamiento a este sector y que pone en riesgo el avance del país en la materia.

Aunque los Centros de Investigación incluido el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), ya no sufrirán el recorte en su presupuesto de operación tras las negociaciones entre el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la Secretaría de Hacienda, otros organismos como la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) sí tendrán reducciones.

Esto luego de la publicación del decreto presidencial en el que se establece recortar el 75 por ciento de los recursos que toda institución pública destinaba a gasto corriente.

En días pasados se dio a conocer que uno de los institutos afectados con este recorte sería el Instituto de Ecología (Inecol), lo que ocasionó la respuesta de su director Miguel Rubio Godoy que informó a su comunidad que no habría dinero para comprar insumos de laboratorio e instaba a quien quisiera aportar recursos para poder seguir desarrollando sus investigaciones, hacerlo.

Ahora, de acuerdo con un mensaje interno que se hizo llegar desde Conacyt se anunció la intención de no recortar los recursos, por lo que investigadores vieron como positiva esta gestión.

Para el doctor e investigador del Inecol, Jorge López Portillo es preocupante que se hable de recortes porque se puede llegar a poner en riesgo el financiamiento de sus proyectos.

“Nosotros somos biólogos del campo, tenemos proyectos fuera de Xalapa y no tenemos presupuesto operativo para darle mantenimiento a las camionetas, para viáticos, pago de casetas, y eso nos afectaría muchísimo sobre todo si no tenemos proyectos externos“.

Detalló que a pesar de que se evitó el recorte de recursos en todos los centros públicos de la investigación es necesario visibilizar el trabajo que se hace en estos institutos como el Inecol.

“Tenemos algunos programas como Casa Abierta pero todavía nos falta mucho especialmente de difusión, de divulgación para convertir nuestra actividad en algo que la gente aprecie para que también se den cuenta de lo importante que es apoyar las actividades científicas“.

Aseguró que los investigadores han trabajado de la mano de las comunidades en problemas que las afectan de manera directa y que mediante la ciencia se busca una solución.

En su caso, el proyecto a su cargo de restauración de manglares en la laguna de Tampamachoco ha permitido de trabajar durante los últimos diez años.

“Tampoco es cierto que estamos aislados, somos como mucha gente que trabaja, personas que somos abiertos a la colaboración, y colaboramos de manera abierta con muchas personas“.

El investigador señaló que de llevarse a cabo el recorte de 75 por ciento a los institutos de investigación habría paralizado la actividad.

Además, dijo que hay recortes en otras áreas como la Conanp, la Comisión Nacional Forestal (Conafor), entre otras, como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), que son igualmente preocupantes.

La doctora e investigadora del Inecol, Fabiola López Barrera, consideró que actualmente los efectos de la pandemia generada por el coronavirus COVID-19 han puesto en una situación extraordinaria a las autoridades, pero también ha mostrado la importancia de la biodiversidad para tener espacios sanos.

Dijo que aunque debe haber ajustes económicos dada la situación, lamentó que desde hace décadas el sector ambiental no ha sido apoyado.

“En general todos los recortes que se han dado en el área ambiental y no solo en México sino en muchos países, es porque no se le ha dado la importancia a cumplir con todos los acuerdos internacionales y a financiar de largo plazo los proyectos de conservación, las áreas naturales protegidas; es una mala inversión porque si tenemos un medio ambiente sano, una buena calidad de aire, nuestra salud va a estar mejor y las pandemias se pueden contener o evitar por efectos que da la biodiversidad“.

Desde el 2006 trabaja en la restauración del bosque mesófilo de montaña en zonas como Coatepec, Xico, Huatusco, y Xalapa en el santuario de bosque de niebla y terrenos del estado, ya que en general en el país representa menos del uno por ciento del territorio nacional.

Señala que el 60 por ciento de los árboles del bosque mesófilo se encuentran con algún grado de amenaza, por lo cual para ella el recurso que se otorga es vital para seguir trabajando y lograr la restauración ecológica de estos sitios.

“Se ha declarado a la década de 2020 a 2030 como la década de la restauración por las Naciones Unidas y México asumió el compromiso de restaurar 8.5 millones de hectáreas en el país con la iniciativa 20×20“.

Señaló que ante ello el Inecol trabaja en la restauración con especies amenazadas de árboles y se ha estudiado el bosque de niebla, así como en colectar las semillas de los árboles para llevarlos a sitios degradados como potreros abandonados y contribuir a la recuperación del bosque.

“Se trabaja con dueños comprometidos para mantener las plantaciones porque es un proceso largo y aunque la restauración en muchos casos conlleva a un aumento de la biodiversidad se debe priorizar la conservación“.

Por ello, dijo que de haberse llevado a cabo el recorte de presupuesto habría generado un impacto negativo en la vigilancia de áreas naturales protegidas que están sometidas a una presión de actividades ilícitas.

“Es realmente preocupante, debería considerarse a parte ambiental, la protección de los recursos, la vigilancia, como una labor esencial en este momento“.

La doctora indicó que es necesario revertir la deuda histórica que tienen las autoridades con el sector ambiental y poner énfasis en las inversiones en biodiversidad y medio ambiente.

“Es crucial que las áreas ambientales se fortalezcan, se tienen que revisar los presupuestos y los recortes que se han tenido y el impacto que generan“.

Otros organismos se veran afectados

El presidente del Comité Mexicano de la Unión Mundial para la Naturaleza (CMUICN), Alejandro Cusi de Iturbide, señaló su preocupación ante la situación que enfrenta el sector ambiental mexicano ante las medidas plasmadas en el Decreto Presidencial.

Durante la administración pasada, el sector ambiental sufrió importantes recortes presupuestales, de 31.32 por ciento entre 2013 y 2018 y durante la administración actual, esa tendencia ha continuado.

Tan solo entre 2018 y 2020, y antes de la pandemia del COVID-19, el recorte al sector ambiental fue de 20.25 por ciento.

“Estos recortes implican un costo cada vez mayor para el país por el agotamiento y la degradación ambiental, equivalente al 4.6 por ciento del PIB, cifra que contrasta con un 0.7 por ciento de gasto en protección del ambiente“.

A esta precaria situación se suma la reducción del 75 por ciento del presupuesto disponible de las partidas de servicios generales y materiales y suministros, lo que en el caso de las instituciones del sector ambiental.

En el caso de la Comisión Nacional de Áreas Protegidas (CONANP) y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), no sólo representa poner en riesgo el medio de subsistencia de cientos de familias, sino la imposibilidad de continuar desarrollando su importante labor en beneficio del conocimiento, conservación, restauración, gestión y uso sustentable de nuestro patrimonio natural.

“Solicitamos respetuosamente que el Presidente Andrés Manuel López Obrador y las autoridades ambientales tomar en cuenta la apremiante situación que vivimos y fortalezcan a las instituciones del sector, particularmente a la CONANP y la CONABIO, para garantizar su importante labor en beneficio del medio ambiente y contribuyendo al desarrollo social y económico de México“.

Las organizaciones firmantes son Alternare A. C BIOFUTURA A.C., Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), Centro Regional de Capacitación del Agua Las Yerbas, Fundación de Apoyo Infantil Guanajuato, Cooperativa AMBIO

Además, FAUNAM A.C. /PG 7, Fondo de Conservación El Triunfo, A, C., Fondo para la Comunicación y la Educación Ambiental FCEA Fondo Pro-Cuenca Valle de Bravo, Herpetario de la Facultad de Ciencias, Universidad Nacional Autónoma de México Instituto de Derecho Ambiental, A.C. (IDEA AC), Instituto de Medio Ambiente y Comunidades Humanas de la Universidad de Guadalajara (IMACH) Pronatura, Península de Yucatán Pronatura México Pronatura Sur Pronatura Noreste Reforestamos México Sociedad de Historia Natural del Soconusco

Ex secretarios de organismos ambientales también mostraron preocupación

A través de una carta catalogada como un “llamado urgente”, en el marco del Día Internacional de Medio Ambiente, investigadores y ex funcionarios de diversas áreas ambientales advirtieron que el recorte que se pretende hacer tiene la intención de erosionar a las instituciones ambientales y con ello se ha generado un ”gran desastre”.

”Hoy vemos con dolor y preocupación su desmantelamiento por decisiones del Gobierno federal. Con el debido respeto a su investidura, queremos reclamarle y conminarle, Sr. Presidente, para dejar de minar y desdibujar a las instituciones ambientales de México, y suspender decisiones contrarias al marco legal que nos rige en materia ambiental y a nuestras obligaciones y compromisos internacionales”.

El documento firmado por ex secretarios de la Semarnat, presidentes del Instituto Nacional de Ecología, procuradores federales de Protección al Ambiente (Profepa), comisionados de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y directores de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), considera que la erosión de las instituciones ambientales impedirá enfrentar los grandes retos globales que tiene la humanidad, como el cambio climático y la pérdida de la biodiversidad.

”Ya es hora de que la sociedad se entere del gran desastre que existe y los riesgos que se están generando a raíz de las decisiones que este gobierno está tomando o dejando de tomar en materia ambiental”.

Pusieron como ejemplo el recorte presupuesta a la Comisión de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), que cumple 20 años de haber sido creada, la Conabio, la Profepa y Conafor, pues criticaron que con las políticas que se están impulsando ha hecho que el país retroceda al menos 40 años.

En el caso de la Conafor perdió más del 65 por ciento de su presupuesto y la ha limitado drásticamente su capacidad de atención de incendios forestales y la reforestación.

“Sembrando Vida no es un programa de reforestación por lo que esta acción necesaria está quedando sin atenderse. Los recortes presupuestales en la Conafor obligaron a disminuir programas de incentivos para la conservación y el apoyo a las comunidades campesinas forestales y al sector productivo forestal en general“.

Otro caso es el de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) que con los recortes presupuestales “ha limitado en forma ya escandalosa la efectividad de esta institución para proteger la gran riqueza natural de nuestra nación y el control de las emisiones contaminantes.

“Hoy a la Profepa se le percibe ausente para atender y manifestarse, como le corresponde, ante irregularidades y para frenar la tala de selvas y bosques. Este desmantelamiento ha llegado a tal grado que la institución parecería negligente en la protección del patrimonio natural de México“.

Otro caso es la Comisión Nacional del Agua (Conagua) que ha sufrido también una disminución de su presupuesto en más de dos terceras partes y ha perdido una parte importante en su personal especializado.

“Los recortes presupuestales dejan prácticamente sin dinero a los municipios y a los organismos operadores de agua que dependen de los municipios y están encargados de los servicios de agua potable y saneamiento“.

En el caso de la Semarnat, el propio secretario Víctor Manuel Toledo ha señalado que hay “infiernos ambientales” en varias cuencas y subcuencas, pero la dependencia no cuenta con presupuesto ni con planes concretos para atender ni resolverlos.

Advierten que la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas se está “desmantelando“ y los nuevos recortes prácticamente la han paralizado y que se ha reducido a su mínima expresión el programa de SINERGIA que la CONANP operaba con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y que sostiene a 250 profesionistas y técnicos que desarrollan en comunidades rurales, particularmente indígenas, proyectos de conservación y desarrollo comunitario, con visión integral de manejo de recursos naturales y enfoque de paisaje y adaptación

“Estas plazas se van a perder. Se va a despedir a la gente porque no se dispone de 20 millones de pesos que no fueron autorizados en el presupuesto de egresos de la Federación“.

La Conabio es otra institución que “no solo está abandonada sino castigada“, ya que se le ha cortado el presupuesto poniendo su propia existencia en alto riesgo.

“Estamos convencidos que proteger el medio ambiente es fundamental para lograr el bienestar de la gente más vulnerable, la más pobre. Lo conminamos a darle prioridad al tema ambiental, la pérdida del patrimonio natural de México afectará a los más vulnerables y a los jóvenes, que son el futuro de México.

Firman Antonio Azuela de la Cueva, Francisco Barnés Regueiro, José Ignacio Campillo García, Julia Carabias Lillo, Alberto Cárdenas Jiménez, José Cibrián Tovar, Javier de la Maza Elvira, Alejandro del Mazo Maza.

Juan Rafael Elvira Quesada, Ernesto Enkerlin Hoeflich, Adrián Fernández Bremauntz, Luis Fueyo Mac Donald, Hernando Rodolfo Guerrero Cázares, Guillermo Haro Belchez, Víctor Lichtinger Waisman, Miguel Limón Rojas, Ignacio Loyola Vera.

José Luis Luege Tamargo, Santiago Oñate Laborde, Enrique Provencio Durazo, Gabriel Quadri de la Torre, Manuel Agustín Reed Segovia, Sergio Reyes Luján y Jorge Soberón Mainero.

AVC/Perla Sandoval

También te puede interesar:

Los dueños de la basura en Veracruz