Propietarios, instructores y usuarios de gimnasios realizaron una caminata por la calle Rafael Lucio y bloquearon la calle Enríquez frente a palacio municipal para exigir al ayuntamiento local que autorice la apertura de 150 gimnasios que hay en la ciudad, dado que se pierden empleos e ingresos para más de mil familias.

El presidente de la Liga Xalapeña de Físico constructivismo y Fitness, Enrique Aburto Pérez, informó que no hay un estudio que demuestre que en los gimnasios se han originado contagios de covid-19.

Señalaron que el ayuntamiento local que preside Hipólito Rodríguez Herrero ha clausurado un total de ocho gimnasios porque habían abierto sus dueños, para darle mantenimiento a los aparatos.

Expusieron que al estar cerrados, cada gimnasio pierde alrededor de 70 mil pesos por mes, porque tiene gastos de 15 mil pesos para pagar rentas, servicios de agua y luz.

Aburto Pérez refirió que los dueños han adquirido deudas para poder solventar los gastos de rentas, pero ya no pueden más, así que se han visto obligados a vender aparatos para hacer ejercicio.

“Los compañeros nos llaman para vendernos los aparatos, pero todos estamos en las mismas, nadie tiene dinero para comprar, estamos endeudados. Hemos pagado salarios de instructores, de limpieza, son muchas familias que dependen de aquí” afirmó.

La propuesta de los dueños de gimnasios es que el ayuntamiento local los deje abrir el espacio, y sólo permitir el ingreso de grupos de 10 personas, y cada dos horas sanitizar los aparatos de ejercicios.

Finalmente acusaron que han intentado dialogar con las autoridades del ayuntamiento local, pero nadie los recibe, y aunque han ingresado oficios para hacer la propuesta de sanitización de gimnasios, “le dan carpetazo, ni siquiera las leen, y ni contestan los teléfonos”.

AVC

También te puede interesar:

El comercio se innova en tiempos de coronavirus