Ciudad de México. A partir del próximo martes los bosques de Chapultepec, Tlalpan y San Juan de Aragón abrirán sus puertas al público únicamente para la práctica de ejercicios físicos y a 30 por ciento de su capacidad, informó la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México.

La dependencia señaló que las actividades que se podrán realizar en dichos espacios son caminata, correr y trotar, y que su reapertura es parte de los lineamientos del Plan Gradual hacia la Nueva Normalidad en la Ciudad de México, y su objetivo de contribuir a la salud física y mental de los capitalinos

Para tal efecto se implementarán una serie de de reglas para evitar posibles contagios de Covid-19 que consisten en que los visitantes deberán mantener en todo momento la sana distancia de 1.5 metros.

Las administraciones de los bosques serán los responsables de garantizar que se cumplan con ésta condición por lo que cuentan con atribuciones para controlar los accesos y establecer medidas internas que ordenen la distribución y actividades de los visitantes.

Asimismo, los usuarios deberán portar cubrebocas o mascarillas, que cubran nariz y la boca, tanto para correr, trotar o caminar.

La secretaria señaló que mientras el semáforo epidemiológico permanezca el color rojo, los visitantes deberán abstenerse de asistir a los bosques con síntomas asociados al Covid-19, como estornudos, tos frecuente y temperatura por arriba de 37 grados.

Tampoco se podrá Ingresar en grupo; por lo que únicamente se permitirá el acceso de forma individual el ingreso será de uno en uno; tampoco se podrá entrar es esos espacios en automóvil, por lo que los estacionamientos permanecerán cerrados.

Tampoco será posible hacer uso de gimnasios y juegos infantiles, tanto al aire libre como en espacios cerrados, ni se permitirá la presencia de comerciantes fijos y ambulantes. Se prohíbe por ahora celebrar fiestas infantiles, picnics o cualquier tipo de reunión y no se podrán ocupar las áreas verdes para dormir, sentarse o retozar.

Además, las administraciones de los bosques citados podrán establecer, con base en su programa de manejo, reglas específicas para los accesos y límite de ingreso, horarios especiales para distribuir las visitas durante el día y/o por las características de los usuarios, por ejemplo para los corredores de alto rendimiento, niños, adultos mayores, personas con capacidades diferentes.

Asimismo , deberán disponer de rutas y criterios para la entrada de animales de compañía, específicamente perros, únicamente en los casos que esté permitido; mientras que la venta de comida o alimentos preparados al momento, sólo podrá ser para llevar.

También se deberán establecer reglar para los servicios de sanitarios públicos, acceso y rutas para ciclistas, además de que se deberán instalar señalizaciones.

La dependencia, expresó que garantizará la limpieza de estos espacios públicos, por lo que ubicará personal capacitado y equipado con cubrebocas y mascarillas para dar orientación a los visitantes sobre los flujos de entrada y medidas de distanciamiento, así como las medidas de seguridad necesarias dentro de estos espacios.

La Jornada

También te puede interesar:

Cancún y Caribe cuentan con sello de seguridad global