En tiempos de confinamiento en que todos los integrantes de una familia están en casa, han salido a relucir las otras adicciones que no se veían, y quienes las padecen no las reconocen como tales: a los juegos, a la comida, al gimnasio vigorexia, y al sedentarismo, informó el psicólogo de la Unidad Médica Especializada del Centro de Atención Primaria en Adicciones (UNEME-CAPA) en Tuxpan, Ricardo Pérez Ramos.

Explicó que en estos 60 días de confinamiento en casa para protegerse del Covid-19, las familias y personas se han percatado de adicciones que pocas veces son reconocidas como un problema de salud.

“Definitivamente se están descubriendo más cosas, porque estamos todos conviviendo y nos podemos estar dando cuenta de muchas cosas, de problemas intrapersonales inclusive que antes no se estaban notando, para los pacientes fue un cambio drástico, y no estábamos acostumbrados” expuso.

Agregó que las personas están acostumbradas a escuchar de la adicción al tabaco, al alcohol, y a sustancias no legales como la cocaína, marihuana, cristal, metanfetaminas entre otras, pero poco se conoce de las adicciones a los juegos, a la comida, al gimnasio, y al sedentarismo entre otros.

“Llevamos 60 días en este confinamiento y es un cambio drástico, y ni se diga para nuestros pacientes en control con uso de drogas, tabaco, alcohol, alimentos, juegos, sedentarismo, las adicciones abarcan muchas cosas, entonces los que tenían rutina de salir a casinos, a jugar con amigos, a la convivencia, de ir al gimnasio, este confinamiento los tomó de sorpresa”.

Además por la falta de ingresos económicos, al estar prohibidas las salidas, los ciudadanos en general con adicciones o sin adicciones presentan ansiedad y depresión, incluso los que tienen un salario seguro, agregó Pérez Ramos.

“La principal angustia de los familiares y de todos es que no pueden salir a trabajar, hay mucha desinformación del padecimiento del covid-19 y este confinamiento está revelando otras situaciones como problemas de violencia, situaciones que estamos detectando nosotros” expuso el psicólogo.

Aclaró que no sólo los pacientes con adicciones sufren los cambios, sino toda la población en general, porque de un día para otro, las personas se vieron obligadas a modificar rutinas de trabajo, de práctica de deportes, de visitar amigos, de acudir a escuelas.

Informó que ofrecen la atención a la comunidad en estos tiempos de Covid-19 a través de llamadas telefónicas, y dan continuidad al tratamiento de pacientes con adicciones que ya atendían, hasta de iniciar el confinamiento.

En el UNEME-CAPA de Tuxpan, que atiende a los habitantes de 13 municipios, desde la prevención del consumo de sustancias psicoactivas y la promoción de la salud, hasta el tratamiento ambulatorio, accesible y de calidad, lo que han detectado, lo que han detectado son grados de ansiedad y depresión entre la población.

Refirió que hay pacientes que no pueden salir de sus casas por la edad o enfermedades crónico degenerativas que padecen, así que los psicólogos de los 17 UME CAPA pertenecientes a la secretaría de Salud y Dirección de Servicios de Veracruz (Sesver) los atienden a través de plataformas digitales de comunicación, y en caso de una urgencia, son transferidos a hospitales para que un psiquiatra intervenga.

Exhortó a la población a consultar los servicios de que dispone: llamando al 01 228 840 37, consultando la página oficial https://www.ssaver.gob.mx/ceca/consejo-estatal-contra-las-adicciones/ y visitar en Facebook la página de la Comisión Estatal Contra la Adicciones-CECA.

AVC/Verónica Huerta

También puede interesarte:

Comercios en Coatzacoalcos se preparan para abrir este lunes 1 de junio