Este domingo, diversos medios replicaron una publicación del diario Reforma que asegura que el Grupo Huerta Madre, empresa propiedad del empresario veracruzano Arturo Quintanilla Hayek -compadre de Rocío Nahle- recibió un contrato por 4 mil 968 millones de pesos en consorcio con la compañía holandesa Van Oord. Dicho consorcio trabaja, según la investigación publicada el sábado, en el acondicionamiento de los terrenos para la polémica refinería de Dos Bocas en Tabasco.

Ayer mismo, aprovechando la obsesión presidencial contra Reforma, la propia Rocío Nahle desmintió que haya ayudado a su compadre Arturo Quintanilla Hayek a conseguir contratos con el Gobierno Federal como fue publicado por el periódico capitalino. Sin embargo, no fue el diario Reforma quien dio la primicia, sino el periodista veracruzano Mussio Cárdenas en su columna del 19 de junio del año pasado, sólo tres semanas después de la constitución del Grupo Huerta Madre.

Así lo cuenta: “Mente vil la de Rocío Nahle, que marea a López Obrador con la refinería de Dos Bocas, desplaza a compañías de renombre, violenta leyes ambientales y maniobra con una licitación a modo que aterriza en los dominios del clan empresarial de su compadre nomber uan, Arturo Quintanilla Hayek.”

Según el columnista, el gobierno federal a través de la secretaría de Energía convocó a cuatro empresas internacionales para la construcción de Dos Bocas, todas ellas con experiencia de haber construido al menos 100 refinerías alrededor del mundo. Las condiciones eran un presupuesto de 8 mil millones de dólares y su construcción en tres años y medios. Las empresas declinaron la invitación y ahí se armó el negocio.

Mussio da a conocer la misma información que publicó ayer Reforma y que mereció la respuesta de Rocío Nahle, la misma que ignoró cuando fue publicado en medios locales, unos días después del inicio de la construcción de Dos Bocas.

“Va la refinería con un consorcio Grupo Huerta Madre creado al vapor, con una firma holandesa —Van Oord, experta en dragado—, otras dos del estado de Tabasco y una de Coatzacoalcos, Veracruz, la del clan del compadre de la secretaria de Energía, Arturo Quintanilla Hayek. Sin experiencia en construcción de refinerías, Grupo Huerta Madre se constituyó el 17 de mayo de 2019. Una semana después, el 24 de mayo, se le adjudicó el proyecto cumbre del presidente Andrés Manuel López Obrador” señala en la columna.

Dos Bocas arrancó el 2 de junio, sin permisos ambientales y con una impugnación a cuestas la de Boskalis Marine Contracting and Offshore Services, Boskalis International, Caba Servicios de Personal, Gama Ingeniería e Instalaciones y Mexicana de Dragados, el otro consorcio que demanda se expliquen los criterios para la asignación del contrato y la “suficiencia técnica”.

La razón es que el consorcio Huerta Madre –quien recibió el contrato multimillonarios apenas una semana después de haberse constituido- está integrado por empresas dedicadas a la comercialización de productos lácteos, hortalizas, frutas, obra civil, y una implicada en un fraude a Pemex por trabajos de remediación. Un consorcio creado al vapor y vinculado a la secretaria de Energía, según reseña Mussio Cárdenas, radicado en Coatzacoalcos toda una vida.

De Arturo Quintanilla, el periodista dice que se trata de un acaudalado empresario y proveedor de Pemex, abastecedor de herramienta especializada, distribuidor de la marca HyTorc, con contratos que se cuentan en cientos de millones de pesos.
Con Arturo Quintanilla, Rocío Nahle es sumamente generosa. Es su compadre. Y al compadre lo que pida.

Pero no es la primera vez que los nombres de Rocío Nahle y Arturo Quintanilla Hayek salen a relucir en un caso de tráfico de influencias. En abril pasado, el IMSS publicó el fallo de adjudicación directa a la empresa Bidcom Energy que ofreció una cotización de 114 millones 91 mil 800 pesos por la venta de 100 ventiladores, equipos indispensables para salvar la vida de los pacientes con covid-19.

Este era el primer negocio que Bidcom Energy realizaba con el gobierno federal. La empresa fue constituida en agosto de 2019 en Coatzacoalcos, Veracruz, con un capital social de 50 mil pesos con Josué Quintanilla Ayache, como presidente del Consejo de Administración y Jaime Quintanilla Ayache, como secretario, ambos sobrinos de Arturo Quintanilla el prominente y consentido compadre de Rocío Nahle.

Sin embargo, días más tarde el IMSS informó que la empresa incumplió con la presentación de la fianza y la entrega de los bienes, contrario a lo dicho por la Secretaria de Energía quien aseguró que la propuesta había sido desechada desde un inicio. Ya sabemos lo que le espera a Veracruz.

Las del estribo…

1.     Este fin de semana hubo decenas de manifestaciones en el país en contra del Presidente. Realizadas todas en vehículos –muchos de ellos de lujo- fueron consideradas fifís y conservadores one more time. En efecto, hay intereses de la derecha detrás de algunas marchas, sin embargo, podrían capitalizar el genuino descontento social de quienes han perdido la vida por falta de servicios médicos, su empresa o su empleo por la negligencia del gobierno, como lo hizo López Obrador desde la supuesta izquierda hace un par de años. Confiar en sus 25 millones de beneficiarios es una apuesta arriesgada.2.    Morir de Covid o morir de hambre parecen ser las únicas opciones para millones de mexicanos. Por eso el gobierno ha decidido iniciar la “nueva normalidad” en el pico de la pandemia. Para mañana tendremos más de 10 mil fallecimientos y 100 mil contagios. Ya somos el séptimo lugar mundial en pacientes y decesos por Covid. ¡Que Dios nos agarre confesados!

Te puede interesar:
Petroleros piden investigar supuesta corrupción en contratos de Pemex con Ferrosur

Veracruz, Ver.- Trabajadores petroleros del Complejo Petroquímico Cangrejera hicieron un llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador para que investiguen Read more

¿Trump ya estará cobrando los barriles?

¿Y como para qué exponer a los pocos municipios de la "esperancita" que hay en Veracruz al contagio? --Chopenjawer Se Read more