«Se denomina freegan —informa el portal freegan.info— la gente que emplea estrategias alternativas para vivir, basadas en una participación limitada en la economía convencional, y en un mínimo consumo de recursos.

«Los Freegans abogan por la comunidad, la generosidad, la conciencia social, la libertad, la cooperación y el compartir en oposición a la sociedad basada en el materialismo, la apatía social, la competición , la conformidad y la codicia».

Es un movimiento de resistencia a la sociedad de consumo que surgió en los Estados Unidos a finales del siglo pasado, y se extendió por el mundo. Hace ocho años llegó a Xalapa de la mano de Juanita, una señora que ha tejido una red con un grupo de estudiantes para hacer un intercambio justo: ella les da de comer y ellos retribuyen con compañía y cariño. Las actividades y las convicciones de este colectivo fueron documentadas por Arjuna José Riquelme Pastoressa en el cortometraje «Freegan. Cosechando resistencias». El documental fue producido dentro del programa Polos Audiovisuales, proyecto de Imcine que fue acogido por el Ágora de la Ciudad el año pasado. El crew que se formó para la producción del cortometraje estuvo conformado por por Arjuna Riquelme en la dirección y la edición; Pedro «Bucanero» Sánchez y Omar Mejía Robles en las cámaras; Ady Silvia Azamar González en el sonido, y un grupo de colaboradores externos.

La sinopsis del documental es, en realidad, una declaración de principios:

«El mal uso y desperdicio de comida es común en las sociedades actuales. Pero estas prácticas pueden ser reivindicadas gracias a hábitos como el de reciclaje y el trueque, que apelan a otro tipo de visión menos consumista, aprovechando al máximo los recursos que tenemos a nuestro alcance.

«El Freegan, como se le conoce localmente, consiste en un intercambio de servicios por bienes alimenticios principalmente. En cada jornada de freegan se va a intercambiar trabajo manual colectivo por comida u otros productos que se reparten equitativamente entre las y los participantes. Es comida en buen estado, pero con características estéticas por las cuales la mayoría de los consumidores las desechan y pasan directamente al desperdicio, aun estando en un estado óptimo de maduración o con pequeños rasguños de manejo.

«Este grupo de personas está en contra del ciclo consumista donde se despilfarran y derrochan muchos productos que ni siquiera llegan a ser consumidos. El Freegan en Xalapa impacta principalmente en personas universitarias por ser actualmente un sector con limitantes económicas. Las imágenes de esta actividad muestran el trabajo colectivo, la disposición a un cambio de consumo más consciente, prácticas más responsables con el medio ambiente».

El Ágora de la Ciudad ha programado «Freegan. Cosechando resistencias» en su ciclo Viernes de cine, se exhibirá el viernes 29 a las 18:00 horas a través de la página de Facebook del Ágora. Quédense en casa y conéctense; es un trabajo muy interesante y muy bien realizado, no se lo pierdan.

 

Viernes de cine

#ViernesDeCine a las 18:00 horas transmitirá el documental "Freegan Cosechando resistencias" de Arjuna Riquelme.En la sociedad de consumo de la ciudad de Xalapa, el desperdicio de comida es común. Las frutas, verduras, pan, carne, etc., al no lucir perfectas, son desechadas, pasan de los anaqueles de exhibición a los botes de basura.Iris, Montano y Mariele forman parte de una comunidad de estudiantes universitarios que promueve la práctica del freegan, la cual consiste en intercambiar un servicio personal a distintos proveedores de alimentos por bienes comestibles, de esta manera obtienen los beneficios de alimentación de calidad mientras generan consciencia en la sociedad acerca del aprovechamiento de recursos y el manejo de residuos.#QuedateEnCasa#NosVemosPronto

Posted by Ágora de la Ciudad on Wednesday, May 27, 2020

 

 

CONTACTO EN FACEBOOK        CONTACTO EN INSTAGRAM        CONTACTO EN TWITTER