Concesionarios del transporte urbano y taxis se quejaron por las nuevas medidas implementadas por el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez para reducir el aforo en las unidades de transporte en el estado, como medida para disminuir los contagios de coronavirus Covid-19.

Los empresarios entrevistados de manera independiente, el vicepresidente de la Asociación de Transportistas del Estado de Veracruz, Alfonso Enríquez Boussart y el presidente del Frente de Organizaciones del Transporte del estado de Veracruz, Víctor Manuel Conde Juárez, coincidieron que no se oponen a las medidas que puedan salvaguardar la salud de los conductores y usuarios, pero que no han sido consultados sobre estas medidas y que a falta de apoyo de las autoridades el sector enfrenta una crisis sin precedentes. Uno de ellos incluso señaló que desacatarán las medidas.

Esto luego de que el Gobierno del Estado determinó que en el caso de los taxis solo pueden llevar a dos pasajeros por unidad, más el conductor y en el caso de transporte público sólo usar los asientos de ventanillas

Al respecto, el vicepresidente de la Asociación de Transportistas del Estado de Veracruz, Alfonso Enríquez Boussart, señaló que la medida establecida por el Gobierno es equivalente a pedirle a los conductores renunciar al 75 por ciento de sus ingresos, que de por sí ya se han visto mermados por la pandemia.

Puso como ejemplo que un autobús requiere combustible y en una vuelta se gasta 20 litros; el diésel tiene un costo de 17.50 pesos por litro lo cual se traduce en 350 pesos por vuelta y la medida implicaría que haya una mayor afectación en los ingresos de los conductores que son comisionistas.

“Si al carro le cabe un asiento por asiento, serían 16 personas, a nueve pesos por persona serían 144 pesos y no nos alcanzaría ni para echar al diésel, quién sabe quién les va a pagar a los conductores, quién pagaría las pólizas del seguro, yo lo veo complicado“.

Por ello, dijo que las autoridades tendrían que convocarlos como en otros estados como Ciudad de México, Monterrey o Guadalajara, en donde los gobernadores han tomado la determinación de restringir el tema del transporte pero han buscado apoyos, como apoyarlos en el pago del combustible.

“Más que acatar a no las medidas yo creo que se debe ser empático con lo que está pasando, tienen que buscarse apoyos porque tenemos compromisos con las financieras y si el Gobierno del estado nos va a apoyar en pagar las letras, nosotros felices haciendo todo lo que se requiera porque es la vida de todos nosotros“.

Recordó que los transportistas han puesto de su parte, con la sanitización de los vehículos, los conductores usan cubrebocas.

“Hemos hecho todo lo que está a nuestro alcance, más no podemos hacer, pero con ese tipo de medidas la verdad es que no podríamos“.

Hay que recordar que en la entidad veracruzana hay diez mil unidades de autobuses, y en varias regiones como Veracruz al menos el 50 por ciento está parado debido a la pandemia.

“En la zona conurbada tenemos 2 mil 500, de los cuales mil 250 están parados, el mismo número de familias que no tienen sustento; esto está muy complejo, las medidas están fabulosas pero nuestra realidad es otra“.

Por ello, confió en que el Gobernador tenga un plan para apoyar a los transportistas y que en breve sean convocados para resolver esta situación.

Por su parte, el presidente del Frente de Organizaciones del Transporte del estado de Veracruz, Víctor Manuel Conde Juárez, advirtió que no están de acuerdo en estas medidas y que están dispuestos a no acatar las medidas a pesar de que les pueda causar consecuencias.

“Al perro más flaco se le cargan las pulgas, yo diría que seguramente vamos a desobedecer, aunque nos cause algún problema porque el trabajo está al 30 por ciento y si yo veo personas y es una la nota no las voy a dejar, es por supervivencia“.

Recordó que en la región de Xalapa hay casi 24 mil conductores de taxi que todavía están en espera de los apoyos prometidos por el Gobierno.

“Están usando mucha burocracia para la entrega de apoyo y hay mucho desorden, están manejando Tres cantidades que van desde los mil pesos hasta los 6 mil y 25 mil pesos”.

Además, lamentó la irresponsabilidad de quienes siguen saliendo a la calle y hacen más prolongado el tiempo de confinamiento.

“Ese es el primer tema que debieron atacar, alabo lo que algunos ediles en el municipio de no permitir que la gente entrara, tomaron medidas muy fuertes que fueron criticadas pero que finalmente cuidan la salud, pero si vemos Xalapa parece que es carnaval, hay gente que anda como si nada y por ignorancia o irresponsabilidad no creen en esto y están haciendo que se enfermen más personas“.

Ante ello, el líder taxista advirtió que los estallidos sociales “están a la vuelta de la esquina” a causa de la crisis económica generada por la pandemia.

“No es exageración, no es ser amarillista porque el hombre es canija y si no tienes comida explota todo”.

AVC/Perla Sandoval 

También te puede interesar:

Veracruz busca reducir al 50% afluencia en transporte público