Mantener una actitud positiva y pensar que cada día es un día menos de la pandemia por Covid-19, es lo que ha hecho y recomienda Diana León Delgado, estudiante de la Universidad Veracruzana (UV) que actualmente se encuentra en España realizando una estancia de movilidad internacional. 

La alumna de la Facultad de Contaduría en la región Veracruz, cursa el sexto semestre de su carrera en la Universidad de Vigo, donde ha tenido que enfrentar la crisis ocasionada por el coronavirus surgido en diciembre de 2019. 

He tenido días buenos y malos, pero creo que lo más importante es mantenernos positivos y pensar que hoy es un día menos”, dijo respecto a cómo ha lidiado con el confinamiento en otro país. 

Algo que siempre me llena de esperanza es que aquí en España todos los días a las ocho de la noche los vecinos salimos a nuestros balcones a aplaudir en señal de agradecimiento a todos aquellos que trabajan en combatir este virus”, refirió. 

Ante el contexto que se vive en el país europeo, las autoridades afirman que nada volverá a ser como antes y a partir de ahora habrá que mantener siempre los procedimientos de higiene pertinentes para evitar un rebrote, explicó. 

Hay una frase que forma parte de la campaña del gobierno español que dice: Este virus lo paramos unidos y no podría estar más de acuerdo, es un trabajo en conjunto de toda la sociedad.” 

Explicó que, ante las medidas decretadas por el gobierno español desde el 14 de marzo, cuando se declaró el estado de alarma, “se estableció el confinamiento total de los habitantes y sólo se podía salir bajo tres supuestos: hacer las compras, a trabajar y para ir al hospital. Durante este tiempo sólo podían estar abiertos los locales considerados como esenciales, los cuales eran las farmacias, los abastecimientos donde se vendía comida como los supermercados, panaderías y restaurantes, pero lo para servicio a domicilio”. 

Fue el 11 de mayo cuando inició el proceso de desescalada para regresar a la nueva normalidad en donde se permiten determinadas actividades con una serie de restricciones. 

Básicamente este proceso consiste en cuatro fases con un aproximado de dos semanas por cada una; sin embargo, existe la posibilidad de que tome más tiempo, pero eso ya dependerá de cómo se desarrolle la situación en cada comunidad autónoma, apuntó León Delgado. 

La comunicación con mi familia ha sido fundamental para mantenerme tranquila y positiva ante esta situación” dijo, “hablo con ellos todos los días y las decisiones que he tomado siempre han sido en conjunto con mis padres”. 

En tal sentido, añadió que los funcionarios de la Coordinación de Movilidad de la Dirección General de Relaciones Internacionales (DGRI) han estado atentos a su situación mediante correos o mensajes de WhatsAppalentándoles a estar positivos y expresando sus recomendaciones. 

Con mis compañeros que cursamos una experiencia de movilidad en España tenemos un grupo de WhatsAppeso ayuda también, estar en contacto con personas que están viviendo lo mismo que tú”, observó. 

Desde el principio del confinamiento la universidad española continuó con las actividades en línea donde el maestro imparte su clase en un aula virtual y los alumnos, a través de la plataforma de la institución, entregan tareas y proyectos. 

Cuando llevábamos un mes de confinamiento nos hicieron oficial que no regresaríamos a clases y que todo lo terminaríamos de manera virtual; yo nunca tuve dificultad para continuar con mis estudios, siempre me he mantenido en contacto con mis profesores y cumpliendo con las tareas y trabajos que me han mandado”, relató. 

Diana León enfatizó que es una responsabilidad social el hacer caso y cumplir con las recomendaciones de las autoridades, ya que al no hacerlo no sólo te perjudicas a ti sino a otros que sí cumplen con las reglas. 

Por ello la universitaria advirtió a sus compañeros: “Estoy segura de que suena repetitiva esta frase, pero quédate en casa. Aquí en España se pasó muy mal y si ahora podemos empezar a salir es porque el distanciamiento social ha funcionado; no hay que ser egoístas, hay que pensar en los demás y las repercusiones que puede tener el salir para algo que no es necesario”. 

Finalmente, la joven consideró que “si todos ponemos de nuestra parte será más rápido que se pueda regresapoco a poco a una nueva normalidad”. 

UV/David Sandoval

También puede interesarte:

Es imprescindible ser precavido, aunque el gobierno no lo sea: alumno UV