“Tengo la certeza de que no hay hombre más libre que un reportero”.Julio Scherer García

Tiempos aquellos cuando el gobernador Javier Duarte de Ochoa, rodeado de sus amigos más cercanos (Adolfo “Fito” Mota, Alberto Silva Ramos “El Cisne”, Erick Lagos Hernández “El Chilis Willis”, Vicente Benítez “El chileno” y Edgar Spinoso Carrera, entre otros), amanecían en el salón Yanga de la Casa Veracruz, cantando y chupando, como dijera su maestro El Tío Fide, en la plenitud del pinche poder, mientras a su alrededor sucedían cosas que impactaban en la seguridad o la economía de los veracruzanos y la pareja, Karime Macías, todavía de Duarte, y Antonio Tarek Abdalá disponían de los recursos de las arcas del estado o instrumentaban trucos (empresas fantasma) para desviar el dinero a sus cuentas.

Para Javier todo fue diversión, pasó un sexenio como gobernador de Veracruz en el desmadre, de todo tipo, sin preocuparse por conducir por el camino adecuado los destinos del estado. Los dos primeros años no dejó de reportarse permanentemente con su padrino Fidel Herrera quien le aconsejaba lo que tenía que hacer, pero de momento se sintió independiente, seguramente mareado por el poder o por los consejos que le daban sus cuates y asesores como Enrique Jackson Sosa o José Murat, en el sentido de que el gobernador era él y no tenía por qué seguir dependiendo de Fidel a quien, si bien debería guardarle gratitud por el impulso que le dio, también debería pensar que sin la capacidad que Fidel vio en él, nada hubiera podido lograr: el gobernador eres tú, le decían y lo apapachaban para que les diera con gusto su millón de pesos, más IVA, a cambio de una supuesta asesoría.

Fidel, poseedor de un olfato único para estas cosas, cuando se percató de que su muchacho se comenzaba a alejar, y sabiendo que tenía el título como “el peor gobernador que ha tenido Veracruz”, lo soltó, seguro de que ese deshonroso sitio se lo quitaría Javier con gran facilidad, lo que resultó cierto.

Tarek y Karime formaban una pareja única. Al margen de lo sentimental, que eso no nos interesa aunque haya sido decisivo en el nombramiento de Tarek como Tesorero, ambos fueron la pareja ideal para la transa y la corrupción; ella sin nombramiento de nada porque la presidencia del DIF es un cargo honorario, pero con el poder absoluto para ordenar en ausencia de su marido, el gobernador, y él (Tarek) con la disponibilidad de los recursos públicos, con todo el poder por encima del secretario de Finanzas. Por eso es que estos pillos pudieron hacer tanta fortuna, teniendo a un responsable, amigo del presidente Enrique Peña,  por si se hiciera necesario en calidad de chivo como ocurrió con Javier Duarte de Ochoa.

Los excesos de confianza de Javidú y el inminente triunfo de Miguel Ángel Yunes Linares, apoyado por el PAN en la gubernatura, pusieron en serio peligro a Duarte y al presidente Peña, por lo que tuvieron que sacar a Javier de la gubernatura, llevarlo fuera del país o del alcance de Yunes Linares, luego terminaron con el teatrito y lo  trajeron en calidad de preso Fifí o VIP.

Los proyectos de Tarek y Karime hasta ahí llegaron, Toño Tarek fue más listo y buscó una diputación federal para tener fuero constitucional. Ahí en la curul se pasó los dos años de Yunes y uno extra que le permitieron moverse para evitar algún daño a su persona, olvidándose de su Dulcinea, la reina de la abundancia, pero todo lo que han hecho ambos personajes para salir bien de este entuerto y con suficiente dinero para no preocuparse de por vida, dinero que sustrajeron de las arcas públicas, se les vino abajo y hoy están peleados y en serios problemas judiciales.

Van por Tarek Abdalá, el gandalla  

Se ha informado que la Fiscalía General de Justicia de Veracruz solicitó a un juez órdenes de aprehensión en contra del exdiputado del PRI Antonio Tarek Abdalá, y del contador Víctor Manuel López Gachúz, por su presunta participación en la operación de una red de empresas fantasma a través de las cuales se desviaron millones de pesos en el gobierno de Javier Duarte.

También se pidieron órdenes de arresto en contra de 23 personas más entre accionistas de empresas fantasma y exfuncionarios de Veracruz, de lo cuales 10 ya fueron detenidos y encarcelados el pasado fin de semana. La Fiscalía estatal se centra solamente en lo ocurrido en una parte del fraude ocurrida en el DIF de Veracruz y está relacionada con 28 contratos a empresas fantasma que asciende a 112 millones de pesos. Se trata de los mismos hechos por los cuales nuestro país ya solicitó al Reino Unido la extradición de Karime Macías, procedimiento que se encuentra en desarrollo.

De acuerdo con los documentos ministeriales, la lista de los 25 imputados la componen nueve exservidores públicos del DIF local y 16 accionistas o apoderados de las empresas que simularon operaciones que le facturaron a dicho organismo.

Los fiscales sostienen que si bien las empresas fueron constituidas legalmente, estas no contaban ni con el personal ni con los recursos materiales para haber realizado los servicios, y aun así los funcionarios del DIF local les facturaron los pagos tras procedimientos de contratación irregulares o arteramente simulados.

“Valiéndose de su cargo de funcionarios públicos se prestaron al entramado de estas empresas fachada causándole un grave detrimento patrimonial al DIF Estatal, pero sobre todo faltando a su objetivo principal, como lo es la asistencia social, es decir el apoyo a la población vulnerable”, señala la acusación presentada al juez.

Pero de acuerdo con las investigaciones periodísticas publicadas, el rol de Tarek Abdalá va más allá. Se trata del presunto artífice del contacto del gobierno de Veracruz con la red de empresas fachada primero desde el DIF local y, posteriormente, desde múltiples dependencias de la administración estatal.

De acuerdo a investigaciones, fue la Tesorería del estado que él encabezaba desde donde se habrían facturado al menos un mil 459 millones de pesos de los 3 mil 617 millones desviados de las arcas estatales. Exfuncionarios veracruzanos señalaron a su vez que Tarek también ordenaba los pagos etiquetados desde otras dependencias.

El propio Tarek Abdalá reconoció en una declaración formal ante la extinta PGR que en efecto llevó a cabo el pago de facturas a empresas fachada, pero sostuvo que lo hizo siguiendo las órdenes de Duarte y de Karime Macías. Dicha declaración la realizó tras alcanzar un acuerdo con dicha Procuraduría que le permitió no ser procesado durante varios años.

Karime se defiende

Mientras tanto, los abogados de Karime Macías, ex esposa de quien fuera gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, presentaron una denuncia penal en contra de Antonio Tarek Abdalá, quien fuera tesorero durante esa administración, por falsedad en declaraciones ante una autoridad judicial.

Tarek Abdalá se acogió como testigo colaborador en la investigación que se hace contra Duarte y Macías por el desvío de dinero del erario veracruzano, y como tal ha aportado datos para fortalecer las acusaciones contra ambos. Con su denuncia penal, los abogados defensores buscan deslegitimar las declaraciones del ex tesorero.

En su demanda, los abogados de Karime Macías señalan: “Cabe precisar que si bien existen diversos señalamientos del señor Tarek Abdalá, en contra de mi representada Karime Macías Tubilla, del señor Javier Duarte de Ochoa y de diversos ex colaboradores en múltiples carpetas de investigación, lo cierto es que dichos señalamientos e imputaciones carecen de veracidad y de valor al no estar robustecidos con otro dato de prueba que acrediten las declaraciones.”

Karime Macías continúa viviendo en Londres, Reino Unido, en espera de que se resuelva la solicitud de extradición que el gobierno de México ha interpuesto, en busca de que sea traída a nuestro país para que comparezca ante la justicia.

Reflexión

Hasta donde pudo fajarse doña Rocío Nahle, logró que se dijera que Ricardo Ahued solo pidió un permiso por padecer Covid-19, lo que nadie creyó porque si algo tiene el ex alcalde de Xalapa, ex diputado federal y local y Senador con licencia, es credibilidad, y si por la mañana declaró que había renunciado, así es. Que a fuerza lo retengan porque en Veracruz manda la Chiona, es otra cosa.

Escribanos a mrossete@nullyahoo.com.mx | formatosiete@nullgmail.com.mx

 

Te puede interesar:
Iberdrola: todo pinta que no pasarán en Tuxpan… y falta ver si dan obra a sindicatos

Qué taraditos se ven compartiendo que los termómetros de luz dañan las neuronas. De por sí las tienen dañadas. --Chopenjawer Read more

Iberdrola no se va de Tuxpan

Prefacio. En el Comité Estatal del PRI ya están “tejiendo fino”. *** Las primeras fórmulas de aspirantes a ocupar las Read more