Habitantes de la comunidad La Loma en el municipio de Jilotepec señalaron que desde hace 15 días se quedaron sin agua, y el ayuntamiento que preside, Sergio Fernández Lara inició la repartición del líquido vital con pipas transportadoras, pero cada casa debe pagar 250 pesos a cambio del beneficio.

Las familias de La Loma refieren que son personas de escasos recursos, dedicados a la siembra de café y maíz, y otros más crían gallinas, borregos o vacas para su subsistencia, y estos seres vivos también necesitan agua para beber.

Acusaron que el fin de semana, las pipas acudieron a repartir agua a cambio de 250 pesos por familia, pero el líquido tiene un “olor a podrido”, así que no pueden utilizarla ni para lavar trastes, ropa o bañarse, y menos dársela a beber a los animales.

AVC/Verónica Huerta

También te puede interesar:

Con pipas reforzarán abasto de agua en Coatzacoalcos, falta presión: CAEV