El gobernador Cuitláhuac García Jiménez anunció un paquete de “estímulos fiscales” para micros, pequeñas y medianas empresas, así como a transportistas y proveedores, pero negó que se vaya suspender el cobro de servicios como agua potable y luz eléctrica para los ciudadanos porque sería impedir a futuro seguir prestando esos servicios.

En una conferencia de prensa restringida, el mandatario presumió que la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) pagará 100 mil pesos a cada proveedor con quien el Gobierno mantiene adeudos desde la administración de Javier Duarte de Ochoa.

“He instruido al secretario de Finanzas que reinicie el pago de adeudos con proveedores que se vienen arrastrando de años atrás, que se inicie con un pequeño pago, parejo para la gran mayorÍa y que se trata de cubrir a los más que se pueda, el primer pago, dependiendo del adeudo que sea de 100 mil pesos para cada uno”.

Detalló que adicionalmente a las micro pequeñas y medianas empresas podrán concursar de un diferimiento del pago del impuesto a la nómina durante marzo-abril de 2020, pero que se deben comprometer a mantener su plantilla laboral.

Dijo que estos estímulos serán para empresas no mayores a 50 trabajadores para que el impuesto a la nómina que será deferido para poder pagarse entre julio y diciembre de este año y que puedan diferir sus obligaciones patronales hasta 30 de junio de este año.

AVC/Perla Sandoval

También puede interesarte:

Profeco: Multas hasta por 3 mdp a quien abuse de precios en canasta básica