Poza Rica, Ver.- En medio de la pandemia reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a nivel mundial y aunque otros eventos masivos se han suspendido, la Cumbre Tajín este 2020 está en marcha y desde este viernes 13 comenzará con actividades, aunque con muy pocas expectativas por parte de empresarios y habitantes de la zona norte de Veracruz.

Mientras en años anteriores el denominado festival de la identidad para impulsar y promover la riqueza de la cultura Totonaca, en Papantla, atrajo a visitantes de países como Alemania, Francia, Chile, Argentina, Japón y China, actualmente el panorama en su edición 21 es desfavorecedor.

Ante la emergencia sanitaria que ha provocado la pandemia del coronavirus, la insuficiente promoción del festival y la situación de inseguridad las expectativas de visitantes a la zona son pocas.

En la edición del 2019, la primera a cargo del gobierno de Cuitláhuac García Jiménez se reportó una afluencia de hasta más de 200 mil personas; mientras que en el 2018 la administración de Miguel Ángel Yunes Linares reportó en esta edición de al menos 500 mil visitantes y de igual forma en las ediciones que organizó el gobierno de Javier Duarte de Ochoa se reportaron ediciones con más de 500 mil visitantes, siendo en este periodo cuando mayor número de artistas de reconocimiento internacional se mantuvo en la cartelera para el Nicho de la música, aunque también derivó en constantes acusaciones y presunción de desvío de recursos.

Las administraciones estatales de los ex gobernadores, Miguel Alemán Velasco y Fidel Herrera Beltrán fincaron las bases del festival que se convertiría en referencia de la cultura Totonaca y colocaría a la zona en la cartelera turística a nivel nacional, sin embargo actualmente los objetivos planteados como beneficios para la región y sus comunidades totonacas no son tangibles.

Durante 21 años en que se ha realizado la Cumbre Tajín las obras de mejora de carreteras de esta región han sido limitadas, la obra de mejora de la vía Poza Rica-San Andrés no se ha concluido y tiene más de un año de retraso, pese a que conduce hacia la sede principal del evento el parque temático “Takilhsukut”.

Obras en comunidades totonacas siguen siendo demandadas, por lo que durante estos tres días en que se desarrollará la Cumbre Tajín ya existen advertencias de protestas para exigir a las autoridades que cumplan con lo pactado.

Preocupa efectos del Coronavirus

Ante la emergencia que la propagación del Coronavirus ha generado a nivel mundial se han suspendido algunos eventos como Coachella y encuentros de fútbol, sin embargo autoridades en Veracruz han adoptado la postura del gobierno federal para minimizar el riesgo de contagios y decidieron realizar los eventos masivos que contempla la Cumbre Tajín.

Ninguno de los conciertos en el parque temático, en el centro de Papantla ni en el centro de Poza Rica, han sido cancelados y seguirán conforme se tiene contemplado, bajo el compromiso de la Secretaría de Salud de establecer medidas sanitarias.

En esta zona en espacios públicos no existen restricciones ni información pública sobre las medidas de prevención del coronavirus, aunque la Secretaría de Salud (SS) activará 16 unidades de primer nivel, 7 hospitales de la región y 5 módulos con brigadas médicas; así como ambulancias dentro y fuera del Parque Temático y la zona arqueológica.

Han sido comerciantes y empresarios los más preocupados por la situación y en algunos hoteles y restaurantes impulsan una campaña de higiene para reducir el riesgo de contagios.

Escasas expectativas

Empresarios como el Presidente del Consejo Coordinador Empresarial de la Región Norte de Veracruz, Salvador Reséndiz Ruiz externaron su preocupación ante las repercusiones negativas que la emergencia por esta pandemia puede generar para la afluencia del festival.

Mientras que en el sector hotelero existen expectativas no muy elevadas, pues a decir de la Presidenta de la Asociación de Hoteles, Moteles y Prestadores de Servicios Turísticos de la Región Totonaca de Veracruz, Cecilia Uresti Villegas, no es una buena estrategia reducir a tres días los eventos más importantes del festival.

El gobierno del estado ha negado la reducción de días del festival argumentando que además de estos tres días en el siguiente fin de semana también habrá actividades en Papantla, situación que solamente ha provocado confusión.

Cabe destacar que en Poza Rica en las últimas dos semanas se reportaron al menos dos casos sospechosos de coronavirus, aunque autoridades locales mantuvieron hermetismo posteriormente a través de los reportes de la Secretaría de Salud Federal fueron descartados.

No hay repunte económico

A unas horas del arranque oficial del festival en un recorrido por diferentes hoteles de la ciudad, y a diferencia de años anteriores, aún se pueden conseguir habitaciones disponibles para este fin de semana, mientras que en la terminal de autobuses no prevén un aumento de corridas extras.

En la central de autobuses de Poza Rica y las dos de la empresa ADO el flujo de llegadas y salidas es normal para las más de siete empresas transportistas, aunque se espera un ligero repunte en las llegadas provenientes de la Ciudad de México y de Querétaro, pero se lo atribuyen a que este será un fin de semana largo y no por la Cumbre.

De igual forma el aeropuerto “El Tajín” opera con normalidad y tampoco se prevé que haya un aumento en el número de despegues y aterrizajes, mientras que la carretera que conduce desde la terminal hasta la zona de Poza Rica está en malas condiciones.

Las expectativas favorables del festival actualmente solamente las han destacado los organizadores que estiman una afluencia de 70,000 personas aproximadamente y una derrama de 250 millones de pesos, de acuerdo con la secretaria de Turismo y Cultura estatal, Xóchitl Arbesú Lago.

El reto en esta edición 21 es muy elevado, el festival que se ha consolidado como el más importante de la zona norte de Veracruz está en riesgo por la emergencia sanitaria y el desinterés que ha generado entre la población la cartelera de actividades y artistas.

AVC/Misael Olmedo

También te puede interesar:

Empresas de transporte luchan por no cancelar viajes ante coronavirus