El uso de marcadores moleculares para la realización de estudios de genética será importante para preservar las especies que se encuentren en riesgo, señaló Noemí Matías Ferrer, académica del Instituto Nacional de Ecología, A.C. (Inecol), durante la charla que ofreció a estudiantes de posgrado del Instituto de Biotecnología y Ecología Aplicada (Inbioteca) de la Universidad Veracruzana (UV). 

El 6 de marzola conferencista dio a conocer parte de los trabajos en los que ha participado relacionados con la conservación de especies, entre las que se encuentran aves, anfibios y hongos. 

Se refirió de manera particular a las aves que se encuentran en las islas del Parque Nacional Revillagigedo, ubicado al oeste de Manzanillo, Colima, en donde dijo existen las pardelas, que son aves pelágicas de la familia Procellariidaeque no obstante que es una unidad genéticamente distinta a la de Hawái, es importante continuar conservándola. 

Otra especie es el perico de Socorro (Psittacara brevipes), ave psitaciforme de la familia Pcittacidecuya taxonomía (clasificación) es aún discutida puesto que algunos taxónomos la consideran subespecie de Aratinga holochtora. 

Noemí Matías Ferrer, académica de Inecol

En relación a los anfibios, indicó que se tienen dos especies del tipo tropical, que a pesar de no ser endémicos habitan únicamente en las selvas y que debido a la deforestación se han perdido prácticamente sus poblaciones. 

En los estudios presentados por Matías Ferrerprecisó que todos cuentan con acciones (algunas de tipo político) para recuperar poblaciones de especies, como es el caso del perico de Socorro, que anteriormente se le consideraba una subespecie y recientemente fue aceptada ya como especie con una distribución amplia de su población, haciéndola acreedora a la asignación de recursos económicos para acciones de su conservación. Por cuanto a los anfibios, considera necesaria la creación de estanques para recuperar la población de especies en riesgo. 

En opinión de la académica del Inecol, los avances tecnológicos en la creación y uso de nuevos marcadores moleculares ha llevado a la utilización de genomas completos o información genética de un individuo; sin embargo, “éstas son herramientas costosas y en ocasiones no muy prácticas para poder actuar en casos en donde las poblaciones o especies se pierden de manera rápida, por lo que se requieren acciones inmediatas”. 

Finalmente, expresó que otro de los propósitos de su charla es dar a conocer a los estudiantes que no sólo se trata de hacer genética de conservación o uso de nuevas tecnologías, sino que existen también diversos recursos y herramientas que se pueden utilizar en otros tipos de estudios, además de la conservación, como pueden ser los evolutivos, ecológicos, de restauración, así como de cultivo de especies de importancia económica. 

UV/José Luis Couttolenc

También puede interesarte:

Gabriela Villegas, del Doctorado en IA, desarrolla software basado en técnicas de visión artificial