Veracruz, Ver.- La consejera social del Instituto Veracruzano de las Mujeres (IVM), Mercedes Mendoza Ramírez, señaló que se requieren esfuerzos mayores de las autoridades para cumplir con la Alerta de Género por Violencia Feminicida, la cual se declaró el 23 de noviembre del 2016.

La entrevistada consideró que la violencia en contra de las mujeres no registra una mejora en el territorio veracruzano, sino que los casos están en aumento.

Mendoza Ramírez manifestó que las convocatorias a marchas por el Día Internacional de la Mujer y al paro nacional “ElNueveNadieSeMueve representan un llamado a las autoridades para que remedien la situación de violencia en contra de las mujeres.

“Se necesita mayor esfuerzo de las autoridades, realmente han dejado mucho qué desear, desgraciadamente en vez de que mejore la situación de la seguridad y la violencia en contra de las mujeres, va en aumento (…) No hemos visto mejoría, todo este movimiento es para llamar la atención de las autoridades y de que realmente empiecen a poner un remedio a eso, tenemos que analizar cuáles son las causas”, subrayó.

Mercedes Mendoza refirió que los municipios donde se registran más casos de violencia en contra de las mujeres son Coatzacoalcos, Veracruz, Boca del Río y Xalapa.

La consejera social del IVM dijo que las autoridades deben contar con medidas de protección para las mujeres víctimas de la violencia, como los albergues, de los cuales se inauguró uno en la ciudad de Xalapa, pero comentó que no opera al 100 por ciento porque se le disminuyó el presupuesto.

“Creo que la razón de estos movimientos es porque, sobre todo la primera, que es la Alerta de Género por Feminicidio, es importante que se cumplan todas las medidas de seguridad, el albergue que se ponga en funcionamiento (…) En Xalapa está un albergue, pero no ha podido funcionar porque se le disminuyó el presupuesto; creo que está en funcionamiento, pero no como debería, no al 100 por ciento; falta mucho por hacer”, remató.

AVC/José Juan García

También puede interesarte:

Instalan tendedero contra el acoso en el zócalo de Veracruz