Más de 5 mil estudiantes de la facultad de Medicina de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y algunos integrantes de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep), marcharon por diversas calles de la ciudad para exigir mayor seguridad y esclarecer los asesinatos de tres universitarios y un chofer de Uber.

En Santa Ana Xalmimilulco fueron asesinados Ximena Quijano Hernández y José Antonio Parada Cerpa, ambos originarios de Colombia, quienes eran alumnos de intercambio en Upaep, médicos internos de pregrado; y de Francisco Javier Tirado Márquez, estudiante de medicina de la BUAP.

La concentración inició en la facultad de Medicina de la máxima casa de estudios, donde los jóvenes realizaron una ofrenda en honor a sus compañeros; con veladoras, flores y fotos fueron recordados.

En punto de las 10 de la mañana partieron marchando de la zona de la colonia Volcanes, con dirección a Casa Aguayo, pasando por el Paseo Bravo y el Zócalo.

“Estamos hasta la madre”, fue de las principales consignas que lanzaron los estudiantes ante la inseguridad de la que han sido víctimas, así como la población en general.

“No nos importa quién está en el poder, si es del PAN, PRI, Morena, no nos interesan sus partidos, lo que queremos es que trabajen en más seguridad pública”, exclamaron.

El contingente avanzó sobre la 13 Sur hasta llegar al Paseo Bravo, ahí tomaron la avenida Reforma y llegaron al Zócalo; avanzaron hasta el bulevar 5 de Mayo hasta lograr concentrarse en Casa Aguayo.

Ahí, los estudiantes exigieron una audiencia con el gobernador Miguel Barbosa Huerta, sin embargo, los recibió el Secretario de Gobernación, David Méndez.

Mientras la comitiva dialogaba con representantes del gobierno, afuera de Casa Aguayo los jóvenes gritaban: “No queremos ni una baja menos. Se matan estudiantes en la cara de la gente”.

Horas más tarde, se unieron diversos choferes de plataformas digitales como Uber y Didi, quienes lamentaron el asesinato de uno de sus compañeros y subrayan que lo que Puebla requiere unidad ante la inseguridad y violencia que impera en la entidad.

El Popular/Abel Cuapa

También te puede interesar:

Jóvenes que soñaban con ser verdaderos médicos, son asesinados en Huejotzingo, Puebla