Mantener controlado los niveles de colesterol ayuda a disminuir el riesgo de problemas cardiacos y cerebrovasculares, explicó el jefe de Urgencias del Hospital General de Zona (HGZ) No. 11, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Veracruz Norte, Luís Humberto Barrón García.

Señaló que el colesterol es un lípido, una macromolécula de tipo esterol parecida a la grasa que se encuentra en todas las células del cuerpo, y sirve para producir hormonas, vitamina D y sustancias que ayudan a digerir los alimentos.

Las principales causas del colesterol alto son una dieta inadecuada y alteraciones genéticas familiares. Los síntomas pueden ser: hinchazón de las extremidades, boca pastosa y seca, pesadez en el estómago e indigestión, dificultades en el ritmo intestinal, aparición de urticaria, dolor en el pecho, dolor de cabeza y visión borrosa.

Las complicaciones que pueden derivar en infarto agudo al miocardio, eventos basculares cerebrales, trombosis o embolias pulmonares. Los síntomas por un infarto al corazón pueden ser dolor torácico irradiado al brazo izquierdo, mandíbula, cuello, dificultades respiratorias, sudoración fría y pegajosa, además de alteraciones del estado mental secundarias a falla cardiaca.

Lo recomendado para evitar dichas enfermedades es la dieta, complementada con medicamentos como bezafibratos y estatinas para ayudar a disminuir el colesterol en la sangre. Los factores de riesgo que existen para que alguien sufra de estas complicaciones son la obesidad, diabetes y la hipertensión arterial.

Las guías clínicas del Instituto, establecen realizar valoraciones periódicas de la vigilancia del colesterol y triglicéridos, en este sentido, el especialista invitó a las personas con factores de riesgo a acudir a su Unidad de Medicina Familiar (UMF), para valoración y tratamiento adecuado.

También te puede interesar:

Sonambulismo, trastorno del sueño común en niños: IMSS