La poca voluntad política, para garantizar presupuestos, obligará a que el Sistema Estatal Anticorrupción se convierta en un elefante blanco, pues el monto aprobado para su operación sólo permitirá pagar salarios.

El presidente del Comité Coordinador del Sistema Estatal Anticorrupción, Emilio Cárdenas Escobosa, consideró que la falta de recursos para él SEA es contradictorio ante el discurso de Morena del supuesto combate a la corrupción.

“El presupuesto es menor al que se ejerce en 2019, donde ya se dio un recorte del 50 por ciento de lo que se pidió (…) se planeó pedir un presupuesto de 32 millones de pesos, porque se estimaba que con eso se saldría adelante”.

AVC/Isabel Ortega

También te puede interesar:

La FGE, número uno en violación a los derechos humanos en 2019: CEDH