Ciudad de méxico.-Un milagro de Navidad ocurrió la noche de este martes cuando un bebé que estaba a punto de morir asfixiado fue salvado por un agente de la policía de Australia.

Todo ocurrió durante la Nochebuena en la estación de policía de la localidad de Northbridge cuando una pareja totalmente angustiada entró pidiendo ayuda pues su bebé tenía problemas para respirar.

De inmediato, uno de los policías acudió a ayudar al bebé a quien le tuvo que practicar la maniobra de Heimlich.

El dramático momento quedó grabado gracias a las cámaras de seguridad instaladas en la misma estación de policía.

Resulta que el pequeño se había atragantado con un pequeño juguete hasta que pudo expulsarlo.

Afortunadamente todo quedó en un gran susto y la familia pudo celebrar una feliz Navidad.

Excelsior

También te puede interesar:

#LoAsombroso | [VIDEO] Desplome de juego mecánico en feria de Atlixco deja 4 heridos