Los globos pueden tardar 450 años en degradarse y pueden terminar en sitios donde dañen a especies y ecosistemas del Valle de México.

La Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México empezará a promover entre los capitalinos evitar el uso de globos para enviar la carta a los Reyes Magos.

Marina Robles García, titular de la dependencia, refirió que la campaña es parte del programa “Por una ciudad sin plástico”, y pretende evitar el uso de globos para las cartas porque éstos pueden terminar en sitios donde dañen a especies y ecosistemas del Valle de México.

Destacó que los globos viajan a una velocidad de 3 kilómetros de distancia antes de descender, además, pueden tardar 450 años en degradarse; por lo que pueden afectar diversas zonas de la capital, así como océanos, ríos, lagunas y mares.

Algunas de las alternativas para que las cartas lleguen los Reyes Magos es que las cartas sean colocadas de bajo del árbol de Navidad en uno de los zapatos o entre las decoraciones del mismo.

También te puede interesar:

Pensiones para adultos mayores serán universales: López Obrador