Boca del Río, Ver.-  Ex trabajadores del equipo Tiburones Rojos de Veracruz, se presentaron para notificar una orden de embargo en contra del club, debido a los adeudos que mantienen por juicios laborales interpuestos por trabajadores despedidos de manera injustificada

Clemente Jorge Delfín Enríquez, ex chofer de los trabajadores, señaló que doce ex empleados se encuentran en esta situación, por lo que, tras presentar sus recursos ante la Secretaría del Trabajo, los juicios determinaron que sean embargadas propiedades, vehículos y cuentas bancarias.

Afirmó que por la vía penal exigen el pago de diez millones de pesos que aseguran les adeuda el club por sus servicios.

“Venimos a proceder por un embargo, somos doce trabajadores que estamos y la deuda es de diez millones de pesos, unos se desempeñaban como administrativos de la oficina, yo de chofer de autobús y otro de mantenimiento”, indicó.

Sostuvo que la directiva encabezada por Fidel Kuri Grajales tiene conocimiento de la situación debido a que en múltiples ocasiones los ex trabajadores intentaron negociar, pero hasta el momento no obtuvieron ningún tipo de respuesta.

“Vamos a embargar pues autobuses, cuentas bancarias, cuentas bancarias del club, el estadio es del gobierno, pertenece al gobierno (…) siempre ha tenido conocimiento (la directiva) pero han hecho caso omiso, hemos tratado de hablar con él y nunca dio la cara, siempre se negó, como ahorita”, indicó.

A la llegada de los extrabajadores con personal de la Secretaría de Trabajo, no hubo ninguna respuesta, por lo que las puertas del Estadio Luis Pirata Fuentes permanecieron cerradas.

AVC

También te puede interesar:

Detienen al homicida del activista Agnes Torres, después de 7 años