El Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) detectó irregularidades en la creación y funcionamiento de los Instituto Municipales de las Mujeres (IMM) que van desde su inexistencia hasta el desconocimiento de que pesa sobre los municipios una alerta por violencia de género y que por tanto deben asignar recursos para atenderla.

En la Cuenta Pública 2018, el Orfis advirtió que para los municipios no es prioridad la creación, sostenimiento e impulso de los IMM porque no los dotan de los recursos necesarios, personal calificado ni de una estructura que les permita ser eficiente.

Uno de las mayores irregularidades detectadas es que al menos 10 de los 212 Ayuntamientos no cuentan con un Instituto Municipal de las Mujeres, 28 ni siquiera se tomó el tiempo de responder si cuentan con este ente y sólo el 82 por ciento; es decir, 174 municipios dijeron contar con estos organismos.

Incluso hay casos como el de los municipios de Juchique de Ferrer, Tepatlaxco y Tezonapa, en donde en papel existe el IMM pero en la práctica no; y otros como Citlaltépel y Villa Aldama, en donde cuentan con dos decretos de creación de este ente en distintas fechas.

Violencia contra mujeres no es prioridad

Cabe destacar que sobre Veracruz pesa una declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en 58 municipios, pero de los 11 municipios prioritarios solo en cuatro se asignó el presupuesto para atenderla; se trata de Boca del Río, Orizaba, Tuxpan y Veracruz.

Esto quiere decir que los municipios de Coatzacoalcos, Córdoba, Las Choapas, Martínez de la Torre, Minatitlán, Poza Rica de Hidalgo y Xalapa, no destinaron una asignación presupuestal para tal fin, y por lo cual incumplen con la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Además, de los 47 municipios con población predominantemente indígena en los que también se declaró una alerta, 31 aceptaron no tener una partida para atender la alerta, ya que solo 13 reconocen haber sido señalados en la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) y 22 dijeron no estar considerados.

En el caso de Coxquihui no brindó información sobre esto y los 11 restantes no responden el cuestionario y sólo cinco (Chontla, Citlaltépetl, Magdalena, Papantla y Santiago Sochiapan) dijeron contar con presupuesto para atender la alerta.

Poco abona el hecho de que incluso a nivel estatal no se tengan estadísticas sobre los feminicidios en el estado, ya que él Gobierno de Cuitláhuac García Jiménez ha asegurado que las cifras otorgadas por la Fiscalía General del Estado (FGE) sobre estos casos son falsos.

Entes no tienen estructura de ley

En cuanto al funcionamiento los institutos, el Orfis señala que, de los 184 Municipios, en 182 operan áreas con actividades correspondientes a un IMM, pero 79 cuentan con Decreto o Acuerdo mediante el cual se crea dicho ente como un organismo público descentralizado (OPD).

Ante esto el Orfis señala que los 103 IMM deben, aunque algunos funcionan como tal, otros como Desconcentrado o Dirección de Área transformar su naturaleza jurídica para constituirse como un OPD con personalidad jurídica y patrimonio propios, autonomía técnica y de gestión para el cumplimiento de sus atribuciones. De los 184 Municipios, en 80 cuentan con Reglamento Interior del IMM y 114 tienen Comisión Edilicia de Igualdad de Género.

Operan con poco personal y material

Sobre la dotación de infraestructura y recursos Materiales, solo en 85 de los 184 Ayuntamientos cuentan con oficinas propias para el desempeño de las actividades y 110 cuentan con mobiliario y equipo para su operatividad.

“Como se advierte, considerando la importancia de brindar orientación y asesoría a las mujeres en materia de derechos humanos y una vida libre de violencia, es indispensable que todos los IMM dispongan de espacios acondicionados para garantizar a las usuarias privacidad y debida atención”, señala el informe.

El Orfis señala que solo 56 de 184 municipios destinaron recursos a los IMM o áreas análogas para su operación y de esos recursos el 68 por ciento se utiliza para el capítulo de servicios personales; es decir, pago de nómina, seguido del capítulo de servicios generales.

Pese a ello, los presupuestos son dispares pues se encontró que en 59 institutos sus recursos fluctúan entre los 5 mil hasta los casi 6.5 millones de pesos; en 53 de ellos no rebasan el presupuesto de un millón de pesos anuales; en ejercen hasta 1.5 millones; en dos IMM reciben entre 2 y 2.5 millones y solo uno destina hasta 6.5 millones de pesos para su instituto.

Encargadas no tienen el perfil requerido

De los 184 Ayuntamientos, 151 cuentan con Direcciones Generales, 122 están conformadas por uno a tres trabajadores, 79 de las personas encargadas cuentan Título Profesional, 150 han sido capacitadas en Perspectiva de Género.

Hay otros 28 que cuentan con Áreas Administrativas, 20 están constituidas por una a tres trabajadores, de las responsables 15 tienen Título, dicen haber capacitado a 35 personas en la materia.

Hay 53 con Áreas Jurídicas, 45 formadas por 1 a 3 personas, de las responsables 45 poseen Título, 44 capacitadas en la materia; hay otras 55 con Áreas de Psicología, 52 integradas por 1 a 3 personas, de las responsables 45 con Título y 53 capacitadas; hay además 28 con Áreas de Trabajo Social, 22 compuestas por 1 a 3 personas, 23 responsables tienen Título e igual número capacitadas en el tema de Perspectiva de Género.

En 77 casos existe únicamente la Dirección General y en el extremo opuesto en nueve funcionan todas las áreas señaladas en el artículo 81 BIS de la Ley; sólo 19 tienen Órgano Interno de Control.

En cuanto a la plantilla de personal, el 82 por ciento de los institutos cuenta con 1 a 3 trabajadores en las áreas operantes, lo cual el Orfis considera se debe a que la falta de recursos impide cumplir con la lo ordenado.

Cabe destacar que el Orfis además determinó que en materia de perspectiva de Igualdad de Género e Interculturalidad 129 Ayuntamientos reportaron haberla incorporado en el Plan Municipal de Desarrollo, mientras que 123 la incluyeron en los planes, programas, proyectos, acciones y políticas públicas municipales.

En 50 Municipios existen oficinas de esa instancia y 97 Ayuntamientos reportaron coordinación y acompañamiento, aunque las acciones que revelaron se consideran de escasa trascendencia.

“Se puede advertir que las atribuciones que la Ley Orgánica del Municipio Libre impone a los Ayuntamientos resultan difíciles de cumplir dados los recursos financieros y materiales que poseen. Más aún, el diseño, implementación y evaluación de políticas públicas, en especial las que competen a los IMM, requieren de conocimientos y capacidades altamente especializados, hasta ahora poco accesibles en la geografía de la entidad”.

Orfis señala deficiencias que deben atenderse

En ese sentido, el Orfis señala que es necesario que el Congreso local, con la participación de las instancias federales y estatales, promuevan la obtención de recursos financieros, materiales, técnicos y humanos suficientes para los IMM.

“Que se transfieran al Instituto Veracruzano de las Mujeres las atribuciones que hoy están asignadas a los IMM, fortaleciéndolo en cuanto a recursos financieros, materiales y humanos, para aprovechar las capacidades creadas y la experiencia acumulada por esta instancia”.

Además, que la Oficina del Programa de Gobierno corrobore la alineación de los Planes Municipales de Desarrollo con lo planteado en el Plan Veracruzano de Desarrollo, o en su caso, que elabore un modelo de aplicación general en los Ayuntamientos, a efecto de homologar los esfuerzos, potenciar los recursos y evitar decisiones discrecionales que no abonan a las políticas públicas para atender los temas que competen a los IMM.

Detalla que es necesario que la Dirección General de Cultura de Paz y Derechos Humanos y el Instituto Veracruzano de las Mujeres, diseñen e implementen programas de capacitación, orientados a concretar las competencias con que el personal de los IMM debe contar para atender eficazmente sus responsabilidades.

“Que estas áreas elaboren metodologías, manuales, lineamientos y protocolos de actuación, que constituyan un cimiento asequible para todos los Ayuntamientos, con el propósito de lograr 172 homogeneidad en los procesos e igualdad de oportunidades en el logro de los objetivos, dada la importancia y complejidad de esta materia”.

Agrega que es urgente que el Instituto Veracruzano de las Mujeres trabaje con un esquema de regionalización, incluso con la reubicación de oficinas existentes, y se constituya en la instancia rectora que coordine las acciones de los IMM, a efecto de suplir sus carencias de recursos y capacidades.

“Que se regionalice la operación del Instituto Veracruzano de las Mujeres, de modo que a través de sus oficinas se asegure la cobertura de todo el territorio veracruzano; que se fortalezcan los Sistemas DIF Municipales, constituyéndose formalmente en punto de articulación y coordinación con las oficinas regionales del Instituto Veracruzano de las Mujeres, aprovechando la experiencia que tienen en estos asuntos”.

AVC/Perla Sandoval

Te puede interesar:
Los dueños de la basura en Veracruz

En Veracruz dos grupos empresariales controlan el negocio de la basura. De los 212 ayuntamientos, sólo 15 tienen un relleno Read more

El Orfis amplia periodo de suspensión de labores hasta el 15 de junio

El Órgano de Fiscalización determinó ampliar el periodo de suspensión de labores por la contingencia sanitaria coronavirus covid 19, desde Read more