Xalapa es, entre otras muchas cosas, una fábrica de música, no sé si tiene que ver con la volubilidad climática, con el sabor del café escarchado de neblina, con el noctámbulo aroma del jazmín o con la manera en que se pronuncia la palabra «abrón» con la boca hinchada por el efecto del chile seco, pero lo cierto es que de las arenas del manantial emanan notas, ritmos, acordes, letras, sonoridades que, como sirenas homéricas, seducen y secuestran las voluntades de músicos de todos los géneros y todas la procedencias. Este viernes 1 de marzo habrá un par de botones de muestra, se presentarán sendos debuts fonográficos concebidos por migrantes pero de nacionalidad xalapeña: el trovador acayuqueño Miguel Centento presentará su disco Parpadeo, y Blah Blah Jazz Trío —agrupación formada por el saxofonista chilango (ignoro el gentilicio de Ciudad de México, ¿mexiqueño?) Santiago Von, el baterista oaxaqueño Abraham Díaz y el bajista morelense Charly Rodríguez— hará lo propio con su disco homónimo.

Parpadeo es una suerte de diario personal que registra una narrativa que arrancó a los 17 años, cuando la novia preparatoriana se fue a París y el dolor que produjo la ausencia desembocó en la primera canción, y que perdió la candidez abruptamente cuando la inseguridad —ese flagelo que nos lacera— alcanzó a su familia; el secuestro de su primo y la muerte de su abuelo llevaron al compositor a un replanteamiento existencial, y fue una amalgama de son jarocho, blues y décima —los tres vértices de sus vida— la herramienta más eficaz para la derrota de los miedos y la reinvención de ser.

Blah Blah Jazz Trío es también un compendio de seis años de búsqueda en los territorios del be bop y del free jazz para dar con el paradero de la voz personal de un trío que propone caminos a veces convergentes, a veces divergentes, a veces paralelos para dotar de matices, relieves, texturas, riqueza a su forma de decir el jazz.

Ambas presentaciones son puntos de arranque de giras que llevarán a sus hacedores a desperdigar su música por varios lugares del país. Parpadeo se presentará por primera vez en la galería Cauz de Xalapa a las nueve de la noche del viernes por el venir, el mismo día, pero media hora antes, a las ocho y media, Blah Blah Jazz Trío revelará sus secretos al mundo en el Nano Centro Cultural M de Morelia, Michoacán.

La próxima semana daré más detalles de ambas producciones y enlistaré todas las presentaciones, por lo pronto, xalapeños y morelianos, no vayan a perder la oportunidad de comprobar que Xalapa es muchas cosas pero, sobre todo, una máquina muy avanzada de producir música diversa de irrefutable calidad.


 

 

 

CONTACTO EN FACEBOOK        CONTACTO EN G+        CONTACTO EN TWITTER

 

Te puede interesar:
Una música en la que quepan todas las músicas | Daniel de Mendoza Lozano / III

«Jorge Gamboa y todos los del Jazz House Collective fueron de mi generación y me pareció muy chévere que fueran Read more

De una Atenas a otra Atenas | Daniel de Mendoza Lozano / II

Qué bonita es Bogotá, de la América es la Atenas. (Bogotá. Mario Galeano / William Holland) «En Colombia se conoce Read more