Desde su inauguración, el 11 de agosto 1979, el Ágora de la Ciudad ha sido un referente cultural de Xalapa, cedido al DIF por el gobernador Rafael Hernández Ochoa, desde su apertura inició el proyecto de divulgación y promoción de la cultura que había propuesto el Patronato Pro Centro Cultural que presidía Rebeca Bouchez. A lo largo de estas cuatro décadas, su actividad ha tenido altibajos. En los últimos años, había estado en manos del Instituto Veracruzano de la Cultura mediante la figura del comodato, a partir de diciembre, por una atinada decisión del nuevo gobierno estatal, se ha integrado, ya formalmente, a los recintos culturales del Ivec.

Esta nueva etapa arrancó el 22 de diciembre con la proyección de Roma, la controvertida cinta de Alfonso Cuarón, función que fue acompañada del conversatorio Tenemos que hablar de Roma, en el que Juan José González Mejía, Mario Muñoz y Talía Montiel expusieron sus lecturas de la película y dialogaron con el público. El debate fue moderado por Gustavo Vega, actual coordinador de cinematografía del Instituto Veracruzano de la Cultura y del Ágora de la Ciudad.

Gustavo Vega obtuvo su licenciatura en la Facultad de Economía de la Universidad Veracruzana, pero su corazón, desde años atrás había sido cautivado por el séptimo arte, por lo que se fue a Bosnia & Herzegovina a estudiar la Maestría en Arte y Dirección Cinematográfica por el programa Film Factory de la la Facultad de Cinematografía de la Sarajevo School of Sciencie and Technology, donde estuvo bajo la tutela del director húngaro Béla Tarr y de algunos de los directores y teóricos más destacados en la cinematografía internacional contemporánea como Pedro Costa, Carlos Reygadas, Apichatpong Weerasathakul, Gus Van Sant, y los filósofos Jacques Ranciere y Enrico Ghezzi.

Vega ha presentado sus cortometrajes Oluja (Tormenta) y Libre en dos de los principales festivales de cine de Europa del Este: el Sarajevo Film Festival (Bosnia & Herzegovina) y el Zagreb Film Festival (Croacia). Ha participado también en el Festival Internacional de Cine de Berlín (Berlinale) y el Bucharest Film Festival (Rumania). Ha diseñado cursos de realización cinematográfica y ha producido programas especializados en cine en TV Más.

Para conocer la nuevas líneas que seguirán la difusión cinematográfica y el Ágora de la Ciudad, platiqué con él:

«Hay mucho trabajo por hacer, tanto técnico como en oferta cultural, para que el Ágora vuelva a tener vida, para que vuelva a servir para que haya cursos, para que la gente se encuentre, para retomar el concepto original de lo que fue el ágora, no solamente la de Xalapa sino la de los propios griegos, para quienes era un espacio donde se hacían debates y surgían las ideas; si las ideas pueden andar circulando en este espacio, entonces va a cumplir su objetivo.

Gustavo Vega (Foto: CIBEF)

«Abrimos con Roma, fue un excelente inicio en el cine porque esa película es un parteaguas. Hay películas —igual que pasa con obras musicales, obras de la literatura, etcétera— que permiten avanzar a los pueblos y a las culturas, ahí se ve la magnitud de las obras. Cuando surge una película importante que permite avanzar a la sociedad —no nada más en términos estéticos, sino en términos de difusión, de debate, de discusión, que propone temas—, hay que difundirla, por eso abrimos con Roma, pero no nos queríamos quedar nada más con la proyección de la película, en ese momento todo mundo la estaba proyectando pero pocos la estaban discutiendo, entonces planteamos precisamente un conversatorio con amigos para discutir y hablar de la película y sus repercusiones; estos diálogos cierran el círculo de la comunicación en el cine. Fue muy bonito, vino mucha gente, tuvimos la sala llena.

«Tuvimos la visita distinguida del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, yo no recuerdo otro gobernador que haya visitado el Ágora o un recinto cultural del Ivec, su presencia habla de un respaldo, de un interés porque la cultura salga adelante, por darle ese lugar que tiene en la sociedad, en ese sentido hay un proyecto que tenemos que llevar a cabo y lo vamos a hacer muy interesante.

«El Instituto Veracruzano de la Cultura está incorporando al cine de manera formal a su abanico de actividades y a su oferta cultural, por primera vez el cine es visto como un fenómeno cultural, se trata de darle a una película un sentido y un espacio importante, porque siempre hemos tenido al cine como simple diversión o entretenimiento, y ahora queremos dotarle al hecho cinematográfico ese sentido tan importante que tiene en muchos lugares del mundo, ver una película en Francia, por ejemplo, es algo muy importante y muy especial. Hay ciertas salas, por ejemplo la Luis Buñuel en Cannes o las de la Cinemateca, en las que, cuando se presenta una película es algo tan relevante como si fuera una obra de teatro, una ópera, un concierto totalmente formal; ese grado tiene el cine y queremos que se pueda tomar así también aquí en Veracruz.

«Desde aquí está saliendo toda la programación para los demás recintos del Ivec en el estado: la Galería de Arte Contemporáneo, el Teatro del Estado, la Casa Museo Agustín Lara, el Recinto Sede. Cada recinto es distinto, dependiendo del cine club que se ha formado ya durante algún tiempo en ciertos lugares, es que la programación irá teniendo cierto perfil o ciertos lineamientos, va a haber lugar para todo, para el cine mexicano, para el cine de arte y ensayo, para las propuestas nuevas y vigentes, para las películas importantes, ese es el compromiso principalmente

«No nada más se va a tratar de pasar películas por pasar películas sino que habrá ciclos temáticos dirigidos a públicos específicos. La Galería de Arte Contemporáneo va a ser para todos esos cinéfilos que les interesa tener más formación en cuanto a la apreciación, a lo educativo, o profundizar en la historia del cine, en las corrientes cinematográficas. En Ágora de la Ciudad vamos a buscar que haya una cartelera vigente, interesante y sobre todo que sean películas que no son tan fáciles de encontrar ni en los cines comerciales ni en la distribución en DVD o Blue Ray; vamos a hablar con los directores, con las casas productoras para poder programar sus películas. Parece mentira pero es un gran problema que tiene el cine mexicano, puedes ir a un festival y encontrarte cosas muy buenas, y cuando quieres buscarlas, a veces es imposible encontrarlas, se vuelve una especie de este tráfico cinematográfico: que un amigo que te pase un link de una película que se presentó en tal festival, o una distribuidora tiene nada más 10 copias controladas de cierta película. Vamos a hacer un esfuerzo por conseguir ese cine que no se ve o que no se puede encontrar, para presentarlo en el Ágora.

«También vamos a implementar un programa que vamos a titular Maestros del cine mexicano, en el que vamos a invitar a los directores a que vengan a conversar con nosotros, a que vengan a convivir con los públicos, porque eso lo cambia todo, ver una película es un hecho importante pero verla con el director nos da la oportunidad de hacerle las preguntas directamente al creador y eso te da otra visión de las cosas en cuanto a una película, entonces, en la medida en que podamos invitaremos a los directores y haremos conversatorios porque el cine es comunicación, un director hace una película para comunicarse, entonces no hay nada más bonito que tener un director y que pueda convivir o platicar con un público, vamos a buscar eso porque es fundamental».

 

 

CONTACTO EN FACEBOOK        CONTACTO EN G+        CONTACTO EN TWITTER

 

Te puede interesar:
Orteuv y Compañía Nacional de Teatro estrenaron Cherán

Las compañías Nacional de Teatro y Titular de Teatro de la Universidad Veracruzana (Orteuv) estrenaron el sábado 16 de noviembre la puesta Read more

Música, teatro y danza en Festival Veracruz Escena Contemporánea

Del 8 al 14 de noviembre, el Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC) realizará el Festival Veracruz Escena Contemporánea (dedicado Read more