Este sábado por la noche comenzó la llegada a Puebla de migrantes centroamericanos tras dividirse la caravana hondureña que viaja desde hace días en la búsqueda de llegar a Estados Unidos. El gobierno local anunció que se tienen dispuestos distintos albergues para atenderlos, darles alojamiento, alimentos y atención médica; se espera que lleguen por lo menos 1,500 migrantes.

La Secretaría General de Gobierno y la Policía Federal confirmaron el arribo de aproximadamente 200 centroamericanos en distintos puntos de la entidad, indicando que algunos de ellos viajaban de “aventón” en bateas de camionetas o en la parte de las redilas

La mayoría de las personas que viajan se encuentran en los municipios de Amozoc, Esperanza y la capital, donde uniformados estatales mantienen presencia coordinada con Policías Auxiliar.

Por instrucciones del gobernador Antonio Gali Fayad, se han instalado dos albergues, en las parroquias “La Asunción” y “San Juan de los Lagos”, en los que la Fiscalía General del Estado puso también módulos que cuentan con unidad de atención a víctimas, protección de derechos humanos, ministerio público especializado en violencia sexual y unidad de prevención del delito.

De esta forma en el albergue de la iglesia de “La Asunción” se comenzó a recibir a las primeras personas donde elementos de la Policía Estatal les brindan orientación. Se informó que se espera que durante la noche arriben a la capital poblana mil 500 migrantes.

Asimismo se habilitó como albergue temporal el Auditorio de Amozoc.

La Secretaría de Salud anunció que pondrá en operación sus unidades de atención móvil para bridar consultas médicas gratuitas, artículos de higiene personal y agua potable para los integrantes de la Caravana.

Con información de El Financiero