Las posturas de rechazo de las secretarías de Salud,  Desarrollo Económico y del Trabajo a que se apliquen encuestas entre los trabajadores para medir la percepción de corrupción en las entidades públicas se contrapone al discurso del gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, sobre su compromiso con el combate a la corrupción y la impunidad en la entidad, afirmó Sergio Vázquez presidente del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción.

“Llama la atención porque el pasado primero de agosto el mandatario fue testigo de honor en la instalación del Sistema Estatal Anticorrupción y que colaboradores de primer nivel de su equipo de trabajo obtruyan los trabajos de este órgano de Estado es un contrasentido” puntualizó Sergio Vázquez Jiménez, presidente del SEA.

Lamentó la negativa del titular de la Secretaría de Salud a la aplicación de las encuestas porque “tienen cosas más importantes que atender” y enfatizó que ello es más cuestionable por los múltiples señalamientos de deficiencias en hospitales, compra de medicamentos clonados y últimamente por la adjudicación de adquisiciones directas.

“Levantar un diagnóstico sobre el estado de la corrupción al interior de las entidades públicas no es una ocurrencia, es un trabajo acordado en el seno del Sistema Estatal Anticorrupción, a propuesta del Comité de Participación Ciudadana, y que fue aprobado por unanimidad por los integrantes del órgano de gobierno”, señaló.

Hay que resaltar que no permitir el levantamiento de las encuestas no es congruente con una administración que se ha jactado de ser ordenada y pulcra, por lo cual todo tendría que estar en orden y sin temor de tener las puertas abiertas y permitir que el Comité de Participación Ciudadana cumpla con las funciones que tiene señaladas por la Ley 348 del Sistema Anticorrupción del Estado de Veracruz, destacó el presidente del Comité de Participación Ciudadana, Sergio Vázquez Jiménez.