Como parte de la Fiscalización Superior, el Orfis detectó un posible daño patrimonial en los Servicios de Salud de Veracruz por 10 millones 322 mil pesos, sin embargo, la revisión permitió detectar pagos pendientes o montos por depurar de pasivos con proveedores, pago de impuestos y liquidación de obras.

Las auditorías practicadas revelaron el desorden administrativo por más de 19 mil millones de pesos, algunos montos heredados por la pasada administración, sin embargo, no se logró acreditar la necesidad de liquidarlos, por lo que se les dará seguimiento en la revisión del 2018.

El informe individual del Orfis, derivó en 21 observaciones de carácter financiero y 12 a la obra pública a los servicios de salud de Veracruz. Fue en el último caso donde se presume el presunto daño patrimonial por el sobrecosto en la revisión y de acciones de mejora tres hospitales. La Torre Pediátrica o Hospital del Niño, están dentro de la lista de seguimiento en la fiscalización del 2018.

Las auditorías practicadas detectaron 27 cuentas con la institución bancaria BBVA Bancomer, aperturadas a nombre de Servicios de Salud de Veracruz, relativas a fondos revolventes, mismos que carecen de registro en la contabilidad, en cuentas de orden o, en su caso, reveladas en Notas a los Estados Financieros del Organismo.

La observación FP-088/2017/012 ADM, sujeta a seguimiento, determinó que, de los anticipos registrados de ejercicios anteriores, al 31 de diciembre de 2017, no se había justificado el gasto de 172 millones 988 mil 400 pesos, de los cuales no presentaron evidencias documentales del origen ni de las acciones realizadas para su amortización o recuperación.

Tras la observación funcionarios de Sesver justificaron el pago de 49 millones 130 mil 206 pesos, quedando un saldo pendiente de amortizar por 64 millones 631 mil 993 pesos.

De la revisión y análisis a la cuenta Obras en Proceso, se detectó que presenta un saldo pendiente de 3 mil 55 millones 820 mil pesos, del cual no realizaron las cancelaciones, bajas y/o reclasificaciones, de las obras públicas capitalizables de dominio público o transferibles, lo que se informó en la observación FP-088/2017/029 ADM.

Para seguimiento en la revisión del 2018, se descubrió un importe por 7 mil 485 millones 679 mil pesos pendientes de liquidar y/o depurar; y que incluye contribuciones fiscales y cuotas de seguridad social, por lo que podría generarse un pasivo contingente, como resultado del fincamiento de créditos fiscales y capitales constitutivos con actualizaciones, multas y recargos por parte de la autoridad correspondiente, según la observación FP-088/2017/029 ADM.

El Orfis encontró, con la observación FP-088/2017/016 ADM, que en la cuenta de Deudores Diversos estaba pendiente el pago o depuración por pasivos de 11 mil 406 millones 714 mil pesos, que les fueron heredados.

La observación FP-088/2017/021 ADM, resultó después de que se detectaron adquisiciones realizadas el 29 de diciembre de 2017 de bienes que no fueron dadas de alta en el inventario de estado por 38 millones 427 mil pesos.

Además se encontró otro pasivo con un saldo por un monto de 345 millones 436 mil 770 pesos, correspondiente a pasivos registrados en ejercicios anteriores al 2017 sin depurar, que por falta de disponibilidad presupuestal o por falta de dictamen final para asignar presupuesto no fueron considerados en las cuentas de pasivos del ejercicio 2017.

Derivado de la revisión al rubro de Ingresos, se ubicó la cuenta número 51101-00019-00030-00047 “Depósitos bancarios no identificados”, con un saldo de 4 millones 169 mil 368 pesos, del que no sabían cuál era su fuente de financiamiento u origen.

Además de que en el Centro Estatal de Cancerología (CECAN), no se registraron ingresos por 6 millones 536 mil 697 pesos por concepto de cuotas de recuperación.

De manera adicional se detectó que se realizaron pagos al proveedor Casa Plarre, S.A. de C. V., con fecha de pago 4 de mayo de 2017, por concepto de adquisición de equipo médico por un monto de 9 millones 508 mil 433 pesos, pero al justificar el gasto presentaron facturas emitidas durante el ejercicio 2014, es decir, de la administración de Javier Duarte.

La Observación Número: FP-088/2017/050 ADM se observó que en Sesver se realizaron adjudicaciones directas, de las cuales no presentaron evidencia de su autorización mediante acuerdo del Subcomité de Adquisiciones por 196 millones 92 mil pesos.

Las observaciones que derivaron en presunto daño patrimonial

En la revisión de la obra pública se reveló un sobre costo en el pago a los trabajos de supervisión de obra del Centro de Alta Especialidad (CAE) “Dr. Rafael Lucio” y del Hospital Regional «Dr. Luis F. Nachón, los dos del municipio de Veracruz, por más de dos millones de pesos.

En el caso de la obra de rehabilitación integral del Hospital Regional de Veracruz se detectó el pago adicional de 8 millones 378 mil pesos, al cálculo inicial del costo de la obra lo que resultó improcedente y derivó en una observación de daño patrimonial.

En el caso de la terminación del Hospital del Niño Veracruzano en el Municipio de Veracruz, Ver., se observó el pago de 278 millones 935 mil pesos de estimaciones para la continuación de los niveles 7 y 8 de la torre; obra que inauguró previo al proceso electoral, a pesar de tener acciones pendientes.

“Al momento de la revisión física la obra no se encontraba concluida en su totalidad”, por lo que se determinó dar seguimiento en el ejercicio fiscal 2018.

Isabel Ortega/Avc

Te puede interesar:
Con amenazas inspectores exigen a comerciantes el cierre de establecimientos

Un grupo de comerciantes establecidos se manifestaron en la zona conocida como “Plazuela del Carbón” para denunciar que empleados de Read more

Restricción severa a la venta de alcohol los fines de semana en Xalapa

Mientras dure la contingencia del covid-19, los viernes, sábado y domingo habrá “una restricción severa” en la venta de alcohol, Read more