En un intento por simplificar y acelerar el envío de fotografías, WhatsApp estrena —tanto en iOS como en Android— un nuevo sistema de predicción que comienza a enviar contenidos antes incluso de que el usuario presione el botón “enviar”.

El funcionamiento es bastante sencillo: durante el proceso de selección de imagenes, WhatsApp inicia el envío del contenido a los servidores en segundo plano. Cuando el usuario presiona el botón “enviar”, el servidor simplemente la remite al receptor.

Hasta ahora, el envío de la fotografía al servidor no se iniciaba hasta que se presiona el botón “enviar”, retrasando todo el proceso en varios segundos.

Algunos matices importantes:

  • Si un usuario cancela el envío de una fotografía en el proceso, el servidor borrará el contenido almacenado instantáneamente.
  • Todos los contenidos enviados al servidor están protegidos por los mecanismos de cifrado habituales.

Con información de ALT1040