«(…) la poesía (la verdadera poesía) es así: se deja presentir, se anuncia en el aire, como los terremotos que según dicen presienten algunos animales especialmente aptos para tal propósito», afirma el narrador de Los detectives salvajes, de Roberto Bolaño. En la columna de ayer, cité a Jaime Sabines (Ver: Algo sobre la vida del poeta Sabines): «Así comprendí que la poesía es la filosofía de la vida, de la condición humana. La poesía no es más que un testimonio del hombre en sus días sobre la Tierra. Después de todo, creo que la poesía no sirve para nada: nadie le hace caso. La poesía es sólo para el alma y a ella habrá de acudir». El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, define a la poesía como: Manifestación de la belleza o del sentimiento estético por medio de la palabra, en verso o en prosa.

La poesía es tantas cosas, que es muy difícil, si no imposible, capturarla en una breve definición, pero nadie duda que es un alimento imprescindible para el ser humano, por ello, en 1999 (el año en que murió Sabines) la Unesco proclamó el 21 de marzo como Día Mundial de la Poesía, y empezó a celebrarse en todo el mundo en el año 2000.

El mensaje del año pasado de Irina Bokova, Directora General de la Unesco, comienza con un epígrafe tomado del poema La escalera de San Agustín, del poeta estadounidense Henry Wadsworth Longfellow:

No tenemos alas, no podemos elevarnos,
mas tenemos pies para trepar y escalar
paso a paso, más y más,
las nubosas cumbres de nuestros tiempos

A partir de él, inicia su mensaje:

«En una época en que los retos a que nos enfrentamos, desde el cambio climático, la desigualdad y la pobreza hasta el extremismo violento, parecen tan ingentes, las palabras del poeta Henry Wadsworth Longfellow nos aportan esperanza.

«Compuesta de palabras, coloreada con imágenes, tañida con la métrica perfecta, la poesía tiene un poder singular. El poder de arrancarnos de la vida cotidiana y recordarnos la belleza que nos rodea y la resiliencia del espíritu humano que compartimos.

«La poesía es una ventana a la diversidad excepcional de la humanidad. En la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco se incluyen decenas de formas de expresión oral y poesía, desde el duelo poético Tsiattista de Chipre o la poesía cantada Catrù de Viet Nam hasta Al-Taghrooda, la poesía cantada tradicional de los beduinos de los Emiratos Árabes Unidos y Omán. La poesía es tan antigua como el lenguaje, y en los períodos turbulentos es más necesaria que nunca, como fuente de esperanza, como manera de compartir lo que significa vivir en este mundo.

«El poeta Pablo Neruda escribió que ‹la poesía es siempre un acto de paz›. La poesía es única por su capacidad de hablar a través del tiempo, el espacio y la cultura, de llegar directamente a los corazones de las personas de todo el mundo. Es un manantial de diálogo y entendimiento y ha sido siempre una fuerza para desafiar a la injusticia y promover la libertad. Como dijo Deeyah Khan, Embajadora de Buena Voluntad de la Unesco para la libertad y la creatividad, todas las formas de arte, incluida la poesía, tienen la capacidad extraordinaria de expresar resistencia y rebelión, protesta y esperanza.

«La poesía no es un lujo.

«La poesía es una parte esencial de quiénes somos en cuanto que mujeres y hombres que vivimos juntos en el presente, nos valemos del patrimonio de las generaciones pasadas y somos custodios del mundo para nuestros hijos y nietos».

La mejor manera de celebrar el Día Mundial de la Poesía es leyendo a los poetas. Comencé hablando de las diferentes maneras en las que ha sido definida la poesía, yo prefiero las de los poetas, hoy celebro con los versos de aquel español que sembró tanto en nuestra tierra.

Preceptiva poética

(León Felipe)

I

Poesía…
tristeza honda y ambición del alma…
¡cuándo te darás a todos… a todos,
al príncipe y al paria,
a todos…
sin ritmo y sin palabras!…

II

Deshaced ese verso.
Quitadle los caireles de la rima,
el metro, la cadencia
y hasta la idea misma…
Aventad las palabras…
y si después queda algo todavía,
eso será la poesía.

III

Más bajo, poetas, más bajo…
hablad más bajo no gritéis tanto
no lloréis tan alto
si para quejaros
acercáis la bocina a vuestros labios,
parecerá vuestro llanto
como el de las plañideras, mercenario.

IV

Y si el verso
poetas cortesanos
si el verso como el hombre
no fuese de cristal sino de barro.

V

Poeta,
ni de tu corazón,
ni de tu pensamiento,
ni del horno divino de Vulcano
han salido tus alas.
Entre todos los hombres las labraron
y entre todos los hombres en los huesos
de tus costillas las hincaron.
La mano más humilde te ha clavado
un ensueño…
una pluma de amor en el costado.

CONTACTO EN FACEBOOK        CONTACTO EN G+        CONTACTO EN TWITTER

 

Te puede interesar:
Educación superior, parte de la solución ante la pandemia: Francesc Pedró

El director del Instituto Internacional de la UNESCO para la Educación Superior en América Latina y el Caribe, Francesc Pedró, habló de la necesidad de ilustrar los beneficios sociales que Read more

El jazz, la curva que no es posible aplanar | Día Internacional del jazz

Quizá el alma inmortal sea ese instante frágil, preciso, breve, cuando tintinean los vasos en algún viejo disco de jazz. Read more