Autoridades chinas sancionaron a Sina Weibo, una red social similar a Twitter, luego de detectar que promovía presuntamente material “inapropiado”.

De inicio las autoridades chinas implementaron el bloqueo temporal de algunas herramientas de la red social, una de las más populares del país, con unos 360 millones de usuarios activos cada mes.

Las autoridades chinas acusaron a la plataforma de propagar “contenidos nocivos” y le ordenaron suspender algunas de sus funcionalidades.

La autoridad de regulación china manifestó en un comunicado que emitía tales suspensiones debido a que Weibo deja a sus usuarios publicar contenidos que van en el sentido de las malas opiniones, obscenos, de mal gusto o que defienden la discriminación étnica.