Aunque muchos no seamos conscientes, detrás de los programas de ordenador que usamos a diario, de las películas de animación que disfrutamos en los cines o de los videojuegos que nos enganchan a la pantalla, lo que hay son algoritmos y fórmulas extremadamente complejas. Matemáticas que dan vida a la tecnología digital, prácticamente desde los inicios de la informática, cuando el objetivo de los primeros computadores era, precisamente, resolver problemas y ecuaciones imposibles para los humanos.

Esta intensa relación entre las matemáticas y la ingeniería no es para nada nueva, pero sí que se ha intensificado notablemente conforme se ha ido especializando la economía digital y se han perfeccionado las distintas disciplinas.

Por ello, no es nada extraño encontrarnos con perfiles matemáticos trabajando conjuntamente con programadores en las principales empresas del mundo. Cada vez son más los profesionales que directamente aúnan esos dos ámbitos de conocimiento para ofrecer una visión más completa y ágil.

Es el caso de Raquel Moreta, profesora del Grado en Ingeniería del Software de U-tad. “Soy matemática, esa es la primera carrera que hice. Pero empecé a trabajar en la industria de los gráficos de ordenador, donde había mucha demanda de algoritmos y metabots”, explica la experta. “Por encima de la propia programación, lo importante era tener una base matemática fuerte y por eso buscaban no sólo matemáticos sino también físicos”.

Pero Moreta pronto se dio cuenta de que si las matemáticas son clave en esta labor dual, igual de relevante es la parte de ingeniería propiamente dicha. “En aquel entonces se pensaba que para programar bastaba con conocimientos básicos… pero no. Y decidí estudiar informática, porque es fundamental tener la base matemática fuerte, pero también hay que ser bueno programando”.

Esta profesional, precursora de la tendencia hacia la confluencia de ambas disciplinas, cuenta con una dilatada trayectoria laboral que avala su decisión. “Hace 12 o 13 años que estoy en el mundo de la animación, actualmente soy supervisora del equipo de desarrollo de Ilion Animation Studios, y nos sigue sucediendo lo mismo: depende del desarrollo que tengas que hacer, este exige muchos datos, expresiones, distancias, matrices, planos…. Tienes que tener los conceptos de matemáticas muy claros porque en entornos de producción no vale el método de prueba y error”.

Con información de Sin Embargo