Cerca de tres mil fragmentos óseos fueron hallados por el grupo Vida de Torreón en el poblado de San Antonio del Alto, en el municipio de Matamoros, Coahuila, informó Silvia Ortiz, líder de dicho grupo y madre de Fanny, una joven desparecida.

Así mismo, Ortiz dijo que se encontró un tambo agujerado, similar a los utilizados por el crimen organizado para quemar los cadáveres de sus víctimas.

Igualmente fueron se encontraron piezas dentales y diversos objetos no biológicos, que el grupo calificó de gran importancia.

“Es un punto más para continuar trabajando en la recuperación de restos, no terminamos de explorar la zona y tendremos que regresar”, explicó la líder del grupo.

Ortiz y su organización han llevado a cabo diversas búsquedas y hallazgos en distintas zonas del estado, primordialmente en la región de la Laguna, como por ejemplo en los poblados de Patrocinio y Santa Elena en San Pedro y Estación Claudio en el municipio de Viesca.

Con información de El Mañanero Diario