La oposición de izquierda y el oficialismo de derecha celebraron ayer sendas manifestaciones para conmemorar lo que consideran sus victorias en las elecciones, aunque el tribunal electoral no ha declarado un ganador.

Las manifestaciones congregaron en puntos cercanos a la capital Tegucigalpa a seguidores del aspirante opositor Salvador Nasralla, con ventaja en el conteo inicial de votos, y del presidente Juan Orlando Hernández, en el segundo lugar.

Separados por un estrecho margen, ambos se proclamaron victoriosos, mientras el Tribunal Supremo Electoral (TSE) retrasa la divulgación de los resultados definitivos de la votación.

Los primeros resultados del TSE, anunciados la madrugada de ayer, con 57% de las mesas escrutadas, dan Nasralla 45.17% de los votos, mientras que a Hernández  40.21% de apoyo en su intento de reelección.

El presidente del TSE, David Matamoros, explicó que ayer por la tarde recibieron las actas de votación de las mesas más lejanas a la capital, por lo cual aún la contabilización no llegaba a 10% adicional necesario para emitir un segundo boletín parcial.

Matamoros adelantó, además, que sólo proclamará al ganador cuando se cuente hasta el último voto, lo que espera ocurra el jueves.

Sin embargo, el atraso en divulgar los resultados generó críticas de observadores locales de las elecciones.

Nasralla, un presentador de televisión de origen libanés de 64 años, pidió al Presidente que declare su derrota y que “no juegue con el pueblo”.

Como el mandatario de 49 años aún no reconoce la derrota, un resultado cerrado podría generar tensiones en el empobrecido país de América Central, que también sufre por una brutal violencia.

Millares de seguidores de Nasralla se concentraron frente a la sede del TSE portando banderas rojas y coreando consignas de “sí se pudo” y “fuera JOH”, por las iniciales de Hernández.

Estados Unidos ve a Hernández como un aliado confiable en la lucha contra el tráfico de drogas y las pandillas, así como para controlar el flujo de inmigrantes hacia ese país. Una victoria para el recién llegado Nasralla llevaría a Washington a un territorio desconocido.

En contra parte, Nasralla se describe a sí mismo como de centro y ha dicho que espera desalentar la migración masiva de hondureños hacia Estados Unidos, impulsando el empleo local.

Nasralla, que ha prometido luchar contra la corrupción, aseguró antes de los comicios: “Vamos a tener unas buenas relaciones con Estados Unidos y con todos los países”.

«Yo no soy socialista ni soy comunista. Yo me defino como una persona de centro porque tomo todo lo mejor de la ideología socialista, pero no los extremos. Y tomo todo lo mejor de la derecha, por ejemplo la libre empresa, el libre mercado”, dijo antes de las elecciones.

Muchos creen que el coordinador de la coalición, el expresidente Manuel Zelaya -derrocado en el 2009 en medio de las preocupaciones de que planeaba adoptar políticas socialistas en Honduras  es la verdadera fuerza detrás del candidato.

Nasralla, ingeniero de formación, un popular locutor deportivo y presentador de uno de los concursos televisivos más famosos del país y era el aspirante más outsider, como lo definió el expresidente Zelaya, su hombre fuerte, al recordar que los políticos no tradicionales son los que se están imponiendo ahora en todo el mundo.

OFICIALISMO PIDE INSURRECCIÓN

El gobernante Partido Nacional (PN) pidió ayer a sus simpatizantes prepararse para salir a la calle a “defender el triunfo” del presidente y aspirante a la reelección, Juan Orlando Hernández, en los comicios del domingo, algo que la Alianza de Oposición tildó de “temerario”.

Sin revelar cifras, el titular del PN, Reinaldo Sánchez, dijo que la brecha en la fórmula presidencial entre Hernández y Salvador Nasralla, que aventaja los resultados oficiales, “se ha reducido” en relación con el primer informe divulgado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) ayer por la madrugada.

«Va muy de la mano cómo se van computando los datos, cómo se mira eso vamos a ganar, no por una gran diferencia, lo que nos indica de antemano que tenemos que estar con la moral en alto, ir preparando a nuestra gente porque lo más seguro (es) que nos va tocar salir a las calles a defender el triunfo”, dijo Sánchez en un audio divulgado por medios de Honduras.

En el audio, Sánchez se pregunta “¿Le vamos a dar el poder a ellos, a cambio de qué, si al final el pueblo nos favorece a nosotros?, No nos toca más que defenderlo”.

Periodistas hondureños aseguraron que el audio se hizo público después de que el TSE divulgara su primer boletín oficial provisional con base en poco más de 57% de los escrutinios, que dan ventaja a Nasralla.

Sánchez pidió a los líderes del Partido Nacional mantenerse “pendientes” y comunicarle a sus correligionarios que “tenemos que esperar hasta el último conteo de la última acta”.

«Hoy más que nunca Honduras necesita que ganemos las elecciones y, sobre todo, la claridad de que esto se acaba hasta que se acaba, como dice nuestro máximo líder Juan Orlando Hernández”, subrayó.

Aseguró que el voto en la zona rural “es el que más favorece” al PN, por lo que “lo más seguro es que nos va tocar salir a la calle a defender”.

Con información de Excélsior