Aunque el iPhone X está diseñado para ser el que mejor visualización tenga de cualquier iPhone que se haya diseñado hasta ahora, se ha revelado que las aplicaciones no tienen una apariencia perfecta, todavía.

Esto es debido a que los cambios que se hicieron para este dispositivo son tan radicales que los desarrolladores han tenido que ir haciendo ajustes para las aplicaciones y optimizarlas para el equipo.

Aún no es posible cuantificar cuántas aplicaciones se han actualizado que sean compatibles con iPhone X a pesar de que durante las últimas semanas muchos desarrolladores han realizado cambios en ellas y aparecen diariamente nuevas en la App Store.

Para todos aquellos que ya corrieron a comprar su iPhone X serán, seguramente, semanas frustrantes en lo que se realizan las adecuaciones necesarias.

Con información de López-Dóriga