El coordinador de la fracción del PRI en el Congreso local, Juan Nicolás Callejas Roldán, cuestionó que se valide el desafuero del alcalde de Coxquihui, Reveriano Pérez, a solo dos meses de que concluya su periodo constitucional.

El priista fue insistente en señalar que los delitos de los que se le responsabilizan no fenecen, por lo que podrían esperar a enero para hacer efectiva la orden de aprehensión contra el priista.

Evitó opinar si el juicio de procedencia tiene tintes políticos, y descartó que el que lo separen del cargo pueda tener un efecto negativo para el tricolor.

n entrevista previa a la sesión extraordinaria, consideró que era necesario conocer cuáles son los argumentos para separar del cargo al priista.

“Yo creo que no (le pegaría al PRI), nosotros siempre hemos dicho que estamos limpios y los malos se están yendo solos”, argumentó.

Señaló que la fracción que coordina no iba a estar del lado de la corrupción, iban a procurar hacer valer la ley, sin embargo, destacó que es necesario que el piso sea parejo para todos.

“Que no sean temas para presionar o hacer cualquier otra cosa. Lo único que vemos incongruente es que a un mes de gestión se metan este tipo de temas”.

Evitó defender al edil, pero reiteró que la petición que presentó el Fiscal General, Jorge Winckler era innecesaria.

Isabel Ortega/Avc